Epístola de San Judas

Wikis > Epístola de San Judas

Tabla de contenidos

JUDAS

Introducción

¿Quien escribió esta carta?

Esta carta se abre con hechos mínimos sobre el autor. Su nombre es Judas; por nacimiento es hermano de Santiago; y por llamamiento es un siervo de Jesucristo. La tradición ha atribuido la carta a Judas, el hermano de Jesús, mencionado en Mat. 13:55 y Mar. 6:3. Este habrá sido un hijo menor de María, nacido de ella y de José, junto con Santiago o Jacobo, José y Simón. Algunos han argumentado que era un hijo mayor de José, fruto de un matrimonio anterior.

Los hermanos de Jesús se negaron a creer en él durante su vida (Juan 7:5), pero Santiago se convirtió posteriormente, quizá por una aparición de Jesús luego de la resurrección (1Cor. 15:7). Posteriormente llegó a ser un líder de la iglesia de Jerusalén (Hech. 12:17). Este Santiago también ha sido visto tradicionalmente como el autor de la carta de Stg. en el NTNT Nuevo Testamento y, debido a su prominencia, sería natural que Judas se refiriera a sí mismo de esta forma, o sea como hermano de Santiago. Puede haber una referencia a ambos en 1 Cor. 9:5.Se ha sugerido que el autor pudo haber sido Judas el apóstol, el llamado “Judas de Santiago”, como lo mencionan en gr. Luc. 6:16 y Hech. 1:13 (Tadeo o Lebeo en Mat. 10:4 y Mar. 3:18).

Hay dos dificultades en este criterio. Un apóstol difícilmente hubiera escrito el v. 17, y el uso normal del gr. requiere que la palabra que debe ser suplida en Luc. 6:16 sea más bien “hijo” y no “hermano”.La teoría de que Judas es un seudoepígrafo (ver la introducción a 2 Ped.) también se ha presentado, pero si así fuera, se esperaría que el autor hubiera escogido a un personaje menos oscuro a favor del cual nombrar la carta o que, al pretender ser Judas, habría usado su relación con Jesús para que su escrito fuera más aceptado. La humildad que evita esta presentación debe ser considerada como una señal de lo genuino, igualada por su hermano más destacado (Stg. 1:1)

¿DONDE Y CUANDO SE ESCRIBIO LA CARTA?

Judas no nos da ninguna evidencia, ni siquiera un indicio, sobre la fecha de la redacción. Sabemos de 1 Cor. 9:5 que los hermanos del Señor viajaron en el servicio del evangelio, de modo que cualquier sugerencia sería sólo una especulación.La comparación de esta carta con 2 Ped. enseguida revela que gran parte de ella (vv. 4–19) es paralela con aquélla (2:1–19). (Ver la Introducción a 2 Ped. y a las comparaciones en el comentario.) Es interesante que Judas se refiere a los apócrifos como también a ilustraciones bíblicas sobre aquellos que vagan lejos del camino de Dios y se oponen a él (vv. 5, 7, 9, 11, 14).

Pedro limita sus referencias a los episodios bíblicos (2 Ped. 2:5, 6, 7, 15, 16).Algunos que cuestionan la paternidad tradicional del autor lo hacen sobre la base de que la carta misma indica que ha sido escrita en una fecha posterior. Los vv. 17, 18 hablan de los apóstoles como si su generación ya hubiera muerto, aunque los destinatarios de la carta parecen haber sido instruidos por ellos. El v. 3 sugiere que la fe ya estaba llegando a ser un cuerpo sistemático de doctrina.

Ninguno de estos argumentos es concluyente y, si estamos dispuestos a aceptar a Judas, el hermano menor del Señor, como autor, entonces podemos fechar la carta dentro del tiempo de su vida. Eusebio relata una historia de Hegesipo sobre los nietos de Judas que fueron llevados ante Domiciano cuando éste era emperador romano (81–96 d. de J.C.d. de J.C. Después de Jesucristo). También dice que había obispos en tiempos de Trajano (años 98–117), y esto podría indicar que su abuelo vivió aún tarde en el primer siglo. Teniendo en cuenta los argumentos que señalan la prioridad de 2 Ped. (ver la Introducción a esa carta), sería perfectamente posible que Judas hubiera escrito esta carta a fines de la década del 60 del primer siglo. Algunos argumentan que la ausencia de una referencia a la caída de Jerusalén en el v. 5, donde hubiera sido relevante, indica una fecha anterior al año 70.

¿A QUIEN FUE ESCRITA LA CARTA Y DE QUE TRATA?

vez más Judas no nos da indicios sobre dónde vivían sus primeros lectores o quiénes eran, excepto que eran cristianos (1) y amados (3, 17, 20). El v. 3 sugiere que había planeado escribir una afirmación doctrinal más formal, inclusive sobre la vida cristiana (¿más como 1 Ped.?).

Al contrario, la aparición y esparcimiento de las falsas enseñanzas le habían llevado a responder por escrito con una advertencia sobre las consecuencias de seguir a aquellos que propagan ideas heréticas, y un llamado a perseverar en la fe apostólica.Un aspecto especial de esta carta es que hace uso de la literatura apócrifa judía, lo que es único entre los libros del NTNT Nuevo Testamento. A partir de esto, algunos dicen que Judas debió haber estado escribiendo para lectores judíos, pero las citas surgirían del fondo del autor que no tenía por qué ser el de los lectores.

Las citas de Judas de la “Asunción de Moisés” y del “Libro de Enoc” en los vv. 9 y 15, y posiblemente de otras obras apócrifas en los vv. 6 y 8, produjeron sospechas sobre esta carta cuando la iglesia estaba formando su canon (o sea la lista de libros que debían incluirse en el NTNT Nuevo Testamento). Una doctrina elevada de la inspiración, sin embargo, no impide que los autores bíblicos citen fuentes no bíblicas. Pablo mismo lo hace en 1 Cor. 10:7; 2 Tim. 3:8 y Tito 1:12 (cf.cf. Confer (lat.), compare Hech. 17:28). Si bien algunos han cuestionado esta carta antes de aceptarla en el ca non, las citas de escritores anteriores muestran que ya se usaba en la iglesia por lo menos desde principios del siglo II. (Ver el artículo “Libros apócrifos y apocalípticos”.)

¿CUAL ES EL MENSAJE DE JUDAS PARA NOSOTROS?

nosotros, Judas vivió en una época que prefería la tolerancia a la verdad y que consideraba a todas las religiones como aspectos igualmente sólidos en la búsqueda de un ser supremo. Por eso da un llamado a permanecer en una fe que es a la vez única y revelada (3, 4). Lo hace de cuatro maneras:1. Expone el peligro, lo infructuoso y el destino final de los falsos maestros (5–16).2. Insta al pueblo de Dios a crecer en su fe cristiana y su expresión (20, 21).3. Da nueva seguridad de los propósitos firmes de Dios (24).4. Los llama a no perder oportunidad para el evangelismo (22, 23). Estas directivas son de tanta ayuda a los cristianos de hoy como lo fueron para los lectores originales de Judas.Ver también el artículo “Leyendo las epístolas”

BOSQUEJO DEL CONTENIDO

1, 2 Destinatarios y saludos inciales3, 4 Desafío a permanecer firmes en la fe5, 7 Recordatorios del castigo de Dios por las desobediencias pasadas8-13 Denuncia de los falsos maestros14-16 Importancia de la profecía de Enoc17-23 Antídoto cristiano24, 25 Recomendaciones finales y exclamación de alabanzaComentario

1, 2 DESTINATARIOS Y SALUDOS INICIALES

El autor se presenta a sí mismo de la manera tradicional, describe a aquellos a quienes escribe y ora por su desarrollo espiritual.1 Siervo (gr. doulos) significa un esclavo y, por lo tanto, Judas es un verdadero “hermano” de Jesús, de acuerdo con Marcos (3:35). Santiago (Stg. 1:1) y Pedro (2 Ped. 1:1) también incluyen ese título. Llamados, amados … guardados introduce un aspecto de esta carta: grupos de tres palabras reunidas. Esta descripción enfatiza cuánto de la salvación corresponde enteramente a Dios.

Es el resultado de su soberanía, su amor y su poder, y su alcance se extiende desde la eternidad, a través del tiempo, volviendo a la eternidad (ver Rom. 8:30; 1 Ped. 1:3–5). Algunas versiones dicen “santificados” pero tiene menos respaldo de mss.mss. Manuscritos que amados. Guardados en Jesucristo puede traducirse como “en” o como “para” (BJBJ Biblia de Jerusalén) y cada una de esas alternativas da un enfoque diferente (cf.cf. Confer (lat.), compare 1 Ped. 1:5). 2 Misericordia, paz y amor es una bendición única en el NTNT Nuevo Testamento y más completa que en otras cartas.

Puede ser un vínculo con las tres ideas del v. 1 (el llamado de Dios trae misericordia, su amor rodea a su pueblo y su poder guardador trae paz). O podría leerse como una fórmula trinitaria (Dios el Padre trae misericordia, el Hijo efectúa la paz y el Espíritu da amor). Os sean multiplicados es también la oración de 1 Ped. 1:2 y 2 Ped. 1:2.

3, 4 DESAFIO A PERMANECER FIRMES EN LA FE

Judas expone sus razones para escribir comenzando por el entusiasmo que produce el hacerlo sobre la salvación que compartimos y la preocupación de que nos mantengamos firmes en el carácter único de la fe.Esto es especialmente adecuado hoy para los cristianos en una sociedad multifacética, enfrentados con las infiltraciones sutiles de la llamada Nueva Era.

Judas está alarmado por los dos efectos de los falsos maestros: han hecho de la gracia de Dios una excusa para la permisividad y han negado el carácter único de Cristo y su salvación.3 Amados refleja el afecto pastoral de Judas por sus lectores y la mención de nuestra común salvación lo pone en el mismo plano que ellos delante de Dios (ver la misma palabra en Tito 1:4). También enfatiza que la salvación está al alcance de todos.

Contendáis implica un gran esfuerzo. Esta palabra se usa en relación con los participantes de los torneos atléticos. Se necesita un esfuerzo mental para entender y enseñar la Palabra de Dios en forma correcta, y un esfuerzo moral para aplicar ese entendimiento a la conducta diaria (1 Ped. 1:13–16; 2 Ped. 1:5–9). La fe implica aquí un cuerpo reconocido de enseñanza, tal como sabemos que surgió de los primeros sermones de Pedro y comenzó a cris talizarse en expresiones como las de 1 Cor. 11:23–26; 15:3–8; 1 Tim. 1:15 y 3:16. Una vez (BJBJ Biblia de Jerusalén, “de una vez para siempre”) subraya el carácter definitivo de la revelación de Dios en Cristo.4 La alusión a la condenación de algunos hombres sobre los cuales se había escrito desde antiguo puede implicar la idea de que sus nombres están escritos en los libros celestiales (Luc. 10:20; Apoc. 20:12).

Esta condenación es lo que Judas pasa a describir. Desde antiguo puede significar “ya” (como en Mar. 15:44), caso en el que Judas podía estar refiriéndose a 2 Ped. 2:3, o a la denuncia general de los malhechores en el ATAT Antiguo Testamento. Su enseñanza, que llega a ser una apertura al libertinaje tiene el mismo fin que se ha hecho notar en 2 Ped. 2; Pablo contesta los argumentos que ellos pudieron haber usado en Rom. 6 y 7.

Declararse públicamente creyente y con tradecirlo o negarlo por la conducta no muestra entendimiento de lo que significa llamar Soberano y Señor a Jesucristo (cf.cf. Confer (lat.), compare 1 Cor. 6:19, 20). La traducción podría ser “único Dueño y Señor nuestro Jesu cristo” (BJBJ Biblia de Jerusalén), ya que la palabra que se usa para Soberano (gr. despotes) normalmente se refiere al padre. Una excepción a esto está en 2 Ped. 2:1 (donde se refiere al Hijo) lo que puede apoyar un uso similar aquí. Si se refiere al Padre, 1 Ped. 1:17 muestra que la creencia en Dios el Padre exige santidad de vida.

5-7 RECORDATORIOS DEL CASTIGO DE DIOS POR LAS DESOBEDIENCIAS PASADAS

Judas respalda su argumento con tres ejemplos que muestran que la posición en sí misma no es una garantía de salvación. Primero, Israel fue liberado de Egipto, pero los incrédulos murieron en el desierto. Segundo, los ángeles tienen un llamado especial de Dios, sin embargo, los que fueron desobedientes encontraron un seguro castigo. Tercero, Sodoma y Gomorra (ver 2 Ped. 2:6–8) eran ciudades de la tierra prometida, en la cual vivían siervos de Dios, y, sin embargo, fueron destruidas a causa de su persistente inmoralidad.5 Ya que todo lo habéis sabido presumiblemente se refiere a la enseñanza catequística que se daba antes del bautismo.

Hay tres variantes posibles para la lectura el Señor. Un ms.ms. Manuscrito omite cualquier nombre como sujeto dejándonos que suplamos uno a partir del fin del versículo anterior. La mayoría dice “el Señor”, lo que se adecua mejor al uso del ATAT Antiguo Testamento. Sin embargo, unos pocos, incluyendo dos mss.mss. Manuscritos antiguos, dicen “Jesús”, lo que según algunos podría referirse a Josué (forma heb. de “Jesús”). Como la misma persona tiene que ser el sujeto del v. 6, parece mejor aceptar la lectura el Señor.

Después es lit.lit. Literalmente “la segunda vez”. Exo. 6:9 se ha sugerido como el primer caso de incredulidad. Sin embargo, como el sentido y el orden hacen que esta palabra vaya más de acuerdo con “destruidos”, es preferible tomar le de esta manera. De otro modo podría referirse al diluvio (que se menciona en 2 Ped.) como la primera oportunidad de castigo de Dios. En 1 Cor. 10:1–11 hay una alusión útil sobre este episodio.6 Angeles puede ser una referencia a Gén. 6:1–4.

Este episodio se describió más detalladamente en ciertos libros apócrifos a los que se refiere Judas (ver el paralelo en 2 Ped. 2:4). Su propia morada era el cielo, excepto cuando eran enviados a la tierra para asuntos divinos. El pecado los llevó a querer quedarse en la tierra (Gén. 6). Para más sobre las tinieblas y las prisiones eternas, ver sobre 2 Ped. 2:4. 7 Fornicaron y fueron tras vicios contra lo natural lit.lit. Literalmente es “se permitieron inmoralidad sexual y fueron por caminos carnales extraños”. Esto puede relacionarse con la referencia en el v. 6 a Gén. 6. porque el pecado de los hombres de Sodoma alcanzó el máximo cuando buscaron relaciones íntimas con los dos ángeles que fueron enviados a Lot (Gén. 19:5). Pena del fuego eterno es lo que Jesús enseñó en Mat. 18:8; 25:41 y Mar. 9:48.

8-13 DENUNCIA DE LOS FALSOS MAESTROS

Jud. pasa ahora de los ejemplos del pasado a los falsos maestros del presente y muestra cómo están siguiendo los mismos peligrosos senderos. Los israelitas contaminaron sus cuerpos, los ángeles rechazaron la autoridad, y la gente de Sodoma y Gomorra agravió a los seres celestiales. Esto último es algo que no hizo ni siquiera Miguel aunque tenía justificación para ello. Prefirió dejar a Dios que tra tara con ellos.

Esos falsos maestros pueden burlarse de las cosas que no entienden, pero entienden lo suficiente como para ser responsables de su propia ruina. De ese modo Judas vuelve a declarar su condenación, ya que están siguiendo tres malos ejemplos: Caín, que no mostró respeto por su hermano, que fue hecho a la imagen de Dios; Balaam, que hizo desviar a Israel buscando ganancias personales; y Coré, quien rechazó la autoridad de Dios ejercida por medio de Moisés.Así se les culpa por perturbar la fraternidad cristiana con su servicio desvergonzado, siendo falsos pastores que se preocupan sólo por sí mismos, sin lo grar cumplir lo que prometen, tal como ocurre con las nubes sin lluvia o los árboles sin fruto, tan fuera de toda la ley como los mares sacudidos por tormentas, produciendo sólo caos y siendo estrellas errantes, dando dirección imprecisa, y que por lo mismo están condenadas a perder su función.

Buena parte de esta denuncia nos recuerda las palabras de Pedro en 2 Ped. 2:10–17.8 De la misma manera expresa la sorpresa de que, a pesar de como Dios castigó a los obradores de maldad en el pasado, estos hombres aún se atreven a seguir sus impíos ejemplos. Soñadores sugie re que pueden haber pretendido que recibían sus enseñanzas por medio de visiones. Mancillan … rechazan … y maldicen establecen las tres acusaciones básicas contra ella (ver más arriba). Autoridad (gr. kuriotes) posiblemente se refiere a la autoridad de Dios (kurios es “Señor”). Potestades superiores (como en 2 Ped. 2:10) se usa para referirse a los ángeles. 9 Arcángel es una pala bra que se encuentra sólo aquí y en 1 Tes. 4:16 en el NTNT Nuevo Testamento.

Miguel se conoce por el libro de Daniel (10:13, 21; 21:1) y Apoc. 12:7 como líder de las huestes celestiales. El apócrifo “Asunción de Moisés” cuenta cómo Mi guel fue enviado a enterrar a Moisés. El diablo se le opuso, reclamando que el cuerpo, como objeto material, le pertenecía. Aun aquí Miguel simplemente respondió con las palabras de Zac. 3:2, y así su conducta contrasta fuer temente con la de los falsos maestros. 10 Lo que no conocen puede referirse a los seres celestiales del v. 8 o más ampliamente a las dimensiones espirituales de la vida.

Por instinto significa de una manera natural o física. Al no tener tiempo para las cosas espirituales, limitan su conocimiento al mundo físico. De ese modo llegan a su caída al permitir que los domine su parte física, tal como sucede con los animales.11 Caín, Balaam y Coré (cf.cf. Confer (lat.), compare Gén. 4:1–16; Núm. 16:22–24) son clásicos ejemplos de los efectos desastrosos del celo, el orgullo y la avaricia.

Los descendientes contemporáneos de ese trío tienen celo del progreso cristiano de otros y de ese modo buscan arrastrarlos a la inmoralidad (con lo cual los asesinan espiritualmente). Están tan ávidos de obtener por medio de su enseñanza lo que la gente pagará para que se les enseñe, que los persuaden fácilmente a practicar la inmoralidad (cf.cf. Confer (lat.), compare Núm. 25:1–9; 31:16 y 2 Ped. 2:15), y es tan grande su orgullo que no pueden soportar que se les hable de cualquier po der (o conocimiento) superior al de ellos.12 Manchas (ver 2 Ped. 2:13) quizá se puede traducir como “escollos ocultos” (BABA Biblia de las Américas).

Las comidas fraternales (BJBJ Biblia de Jerusalén, “ágapes”) se realizaban regularmente junto con la cena del Señor en la iglesia primitiva y en 1 Cor. 11:20–22 se ve que aun en aquellos primeros tiempos podía haber casos de una conducta que no era consecuente con el amor cristiano. La señal de estos falsos pastores es que usan su posición para aprovechar en favor de sus propios fines egoístas y no para alimentar el rebaño (cf.cf. Confer (lat.), compare Eze. 34:2–10; Juan 21:15–17; 1 Ped. 5:2).

Los árboles … sin fruto al tiempo de la cosecha han dejado de cumplir la función para la que existen (cf.cf. Confer (lat.), compare Mat. 7:15–20; Mar. 11:12–14). Desarraigados es un cuadro del juicio (cf.cf. Confer (lat.), compare Sal. 52:5; Jer. 1:10; Mat. 3:10). Estos hombres están dos veces muertos porque han probado la vida espiritual (así como la física) y la han rechazado (cf.cf. Confer (lat.), compare Heb. 6:4–8; 10:26–31; 2 Ped. 2:20–22). 13 Fieras olas del mar sugiere la inquietud de la marea, que, después de todo su ruido, sólo deja un depósito de espuma y basura en la playa (cf.cf. Confer (lat.), compare Isa. 57:20).

Estrellas errantes es otra referencia al “Libro de Enoc”, que describe las estrellas que han violado las normas por lo que están juntas en prisión. Algunos consideran que esto se refiere a los planetas (errantes en gr. es planetai) cuyos movimientos habrían sido malentendidos por Judas y sus contemporáneos; otros a las estrellas fugaces que aparecen brevemente para dar luz y luego caen en la oscuridad. Pareciera que el pensamiento es el de Luc. 6:39: los que pretenden ser guías están ellos mismos fuera del camino. Sobre la profunda oscuridad de las tinieblas, ver sobre 2 Ped. 2:4, 17.

14-16 IMPORTANCIA DE LA PROFECIA DE ENOC

Judas llega al clímax de su denuncia citando una profecía atribuida a Enoc a fin de confirmar el castigo pendiente y seguro de aquellos hombres y lo redondea con otras bien elegidas palabras.14 La descripción de Enoc como séptimo después de Adán (cf.cf. Confer (lat.), compare Gén. 5:1–18) aparece en el “Libro de Enoc”, como también la cita que sigue. Este li bro era bien conocido en el tiempo del NTNT Nuevo Testamento y por eso la referencia es relevante (ver la Introducción para un estudio sobre el uso de la literatura apócrifa por parte de Judas).

El Señor es Dios mismo y los santos millares son los ángeles (cf.cf. Confer (lat.), compare Deut. 33:2; Zac. 14:5). Para el cristiano las palabras se refieren a la segunda venida de Cristo con sus ángeles (Mat. 25:31; 2 Tes. 1:7). 15 Impiedad retoma y repite cuatro veces la palabra usada en el v. 4 para describir a esta gente, refiriéndose a su carácter y su conducta, todo lo cual surge de una actitud insolente que no tiene respeto por Dios. 16 Estos se quejan contra Dios y sus caminos (cf.cf. Confer (lat.), compare Exo. 16:2–12; 17:3; 1 Cor. 10:10).

Esta conducta fue característica de Israel en el desierto.Todo lo critican (BJBJ Biblia de Jerusalén, “descontentos de su suerte”) significa lit.lit. Literalmente “a los que echan la culpa a su suerte”. Son personas disgustadas con los caminos de verdad y justicia de Dios porque quieren cumplir sus propios malos deseos. Su boca habla arrogancias (DHHDHH Dios Habla Hoy, “hablan con jactancia”) cuando no tienen razón o derecho para hacerlo (la misma palabra se usa en 2 Ped. 2:18) y viven adulando a las personas (lit.lit. Literalmente “admiran las apariencias”) simplemente por lo que puedan sacar en recompensa. Tal conducta es muy diferente de la de Dios (Hech. 10:34; Stg. 2:1–7).

17-23 EL ANTIDOTO CRISTIANO

En contraste, los cristianos reciben el encargo de mantener en mente la advertencia apostólica, especialmente cuando esa gente trae divisiones. La forma positiva de evitarlos, así como sus efectos, es el crecimiento cristiano en la vida de la fe, la oración en el Espíritu, permaneciendo en el amor de Dios, procurando el cumplimiento de su obra en nosotros y alcanzando a otros con celo evangelístico.17 Pero contrasta con la conducta de los impíos (ver sobre v. 15).

Acordaos es también el tema de 2 Pedro (1:12–14; 3:2) como del v. 5. La presencia de burladores (cf.cf. Confer (lat.), compare 2 Ped. 3:3) fue algo predicho en Hech. 20:29, 30; 1 Tim. 4:1–3; 2 Tim. 3:1–9 y cf.cf. Confer (lat.), compare Mat. 24:23–25. 18 Decían puede referirse a escritos y no significa necesariamente que los lectores de Judas hayan oído personalmente a los apóstoles. Los últimos tiempos (cf.cf. Confer (lat.), compare 1 Ped. 1:20) es el período entre la ascensión y el regreso de Cristo. Quizá haya algún dicho apostólico, no registrado en otra parte, detrás de estos dos versículos. 2 Ped. 3:4 sugiere cuál era el contenido de esa burla. 19 Son los que causan divisiones en la iglesia poniéndose como superiores a los cristianos comunes, como hacían los gnósticos, dividiendo a la iglesia entre los miembros “espirituales” y “mundanos”.

Esta es una tendencia que se sigue oyendo hoy. De hecho, Judas dice que ellos mismos son los mundanos, dado que no poseen el Espíritu, como lo evidencia su falta de fruto. En cuanto a que andarán según sus propias pasiones (por ser de mente mundanal) ver 1 Cor. 2:14–16. 20 Las primeras palabras del v. 17 se repiten para dar énfasis. Vuestra santísima fe se refiere, como en el v. 3, al contenido de la revelación cristiana.

Es santísima puesto que ha sido dada por Dios y, aplicada correctamente, lleva a una vida santa. En el Espíritu Santo se refiere a la experiencia de permanecer en comunión con Dios por Jesucristo por medio del Espíritu Santo (ver Rom. 8:9, 16, 26; Ef. 6:18).

21 Conservaos en el amor de Dios complementa lo que se ha dicho en el v. 1 sobre su posición. Una vez que se haya captado que uno es el objeto inmerecido del amor de Dios en Jesucristo, se recibe el desafío de responder con amor. Ese amor debe mostrarse en la conducta. Juan 15:9, 10 muestra que esa respuesta es el camino de permanecer conscientes del amor de Dios.

El no hacer esta voluntad adormecerá el corazón para no apreciar el amor de Dios, y al final producirá la pérdida de la conciencia. Aguardando con esperanza la misericordia indica que el error es evitado mejor con un agudo sentido de expectativa del regreso del Señor, cuando su mi sericordia, ya experimentada inicialmente (1) y diariamente (2; cf.cf. Confer (lat.), compare Lam. 3:22, 23) cuando sea comprendida finalmente en el cumplimiento de la obra de salvación. Tito 2:11–14; 1 Ped. 4:7 y 2 Ped. 3:11, 12 expresan un énfasis simi lar en la esperanza de su venida como motivo para una vida piadosa.22, 23

En caso de que el lector pudiera pensar que los dos últimos versículos significan que la verdadera fe es un simple quietismo, dedicado a nutrir la propia vida espiritual, Judas se vuelve aquí a la responsabilidad por los demás. Aquí el pasaje presenta dudas y puede haber dos o tres grupos de personas en mente: (a) Los que tienen su mente dividida sobre la falsa enseñanza (algunas lecturas sugieren que se les debe ganar con argumentos); (b) los que están más envueltos en la herejía, cuya posición es tan seria que deben ser rescatados como de una hoguera (ver Zac. 3:2, ya citado en el v. 9, y Amós 4:11); y (c) los que tan sólo pueden ser objeto de compasión en el espíritu de la misericordia de Dios que lleva a declarar “allá voy yo, si no fuera por la gracia de Dios”.Las versiones castellanas en general presentan tres grupos (excepto BABA Biblia de las Américas y quizá Besson). La ropa indica el efecto contaminante de su pecado. Como el leproso cuya ropa era contaminada por la enfermedad (Lev. 13:34; 14:8), se los debe ver como una fuente de contaminación y por lo tanto deben ser evitados.

24, 25 RECOMENDACIONES FINALES Y EXCLAMACION DE ALABANZA

Después de estas tristes posibilidades de error y apostasía, Judas termina con una nota positiva, señalando a sus lectores en dirección a Dios y lo que él puede hacer por nosotros. Su meta es guardarnos sin caída hasta el fin de los tiempos y presentarnos irreprensibles con grande alegría en la eternidad. A la luz de esto, Judas adjudica toda la gloria a Dios nuestro Salvador, a quien su pueblo redimido cantará alabanzas por toda la eternidad.24 Guardaros, ver 1 Ped. 1:5. Sin caída tiene la misma raíz que el verbo en 2 Ped. 1:10 donde se nos muestra cómo esto ha de alcanzarse. Presentaros es un término formal que sugiere la introducción a un dignatario. Irreprensibles se usa en 1 Ped. 1:19 (“sin mancha”).

El cristiano, ahora santificado por completo, puede ser identificado plenamente con el carácter de nuestro glorioso Salvador. Alegría es una palabra fuerte, cuya forma verbal es especialmente apreciada por Pedro (1 Ped. 1:6, 8; 4:13). 25 Unico Dios puede sugerir que los falsos maestros ya estaban presentando el cuadro de una jerarquía de dioses y semidioses como hicieron los últimos gnósticos, o puede ser para enfatizar que nuestra salvación es obra de Dios solo. De las cuatro cualidades que se adscriben a Dios, la gloria subraya su esplendor, como el brillo de la luz (cf.cf. Confer (lat.), compare la descripción del cielo en Apoc. 21:23; 22:5); la majestad, su posición (cf.cf. Confer (lat.), compare Heb. 1:3); el dominio, su capacidad para ejecutar su soberana voluntad; y la autoridad, el hecho de que tiene el derecho absoluto para hacerlo.

Estas cualidades siempre han sido suyas y así siempre será, porque son las cualidades mismas de la eternidad por medio de las cuales él creó el mundo en el espacio y el tiempo. Por medio de Jesucristo puede referirse nuevamente a Dios nuestro Salvador (en gr. las palabras están más unidas), recordándonos que sólo por medio de Jesús es que Dios nos ha salvado (Hech. 4:12), o que nuestras alabanzas se deben expresar por medio de Jesús (cf.cf. Confer (lat.), compare 1 Ped. 2:5; 4:11). Para tal visión del Dios Todopoderoso, el alma creyente sólo pue de suspirar en respuesta un humilde pero ferviente Amén. David H. Wheaton

por Fernando Martínez ASOCIADO en TEOLOGÍA

Sidebar