Espiritismo

Wikis > Espiritismo

Espiritismo: creencia en que los vivos pueden entrar en contacto con los espíritus de los muertos.

Tabla de contenidos

Puntos fundamentales

El credo espiritista incluye los siguientes puntos:

  • Tras la muerte, el espíritu humano sobrevive y pasa a habitar una dimensión llamada mundo espiritual.
  • Algunas personas poseen un don especial (mediumnidad) que les permite comunicarse con los espíritus que habitan ese mundo.

A ellos van asociadas a veces otras creencias:

  • Dios existe.
  • Los espíritus reencarnan, vuelven la vida en la Tierra en un nuevo cuerpo a través de la gestación para continuar con su progreso intelectual y moral
  • Existen otros mundos habitados en el Universo, algunos de ellos más adelantados que el planeta Tierra.
  • Las acciones buenas y malas en esta existencia tendrán consecuencias en existencias futuras.

Historia

Precedentes

Como doctrina específica, el espiritismo aparece en el siglo XIX. Sin embargo, desde épocas muy remotas la humanidad ha creído posible comunicarse con los espíritus de los muertos. El chamán de los pueblos primitivos de Asia y Oceanía afirmaba tener ese don. En la Grecia heroica se daba por cierto que los difuntos habitaban en el Hades y era posible entrar en contacto con ellos mediante ritos mágicos. En La Odisea, de Homero, el héroe llega al Hades y realiza un ritual según lo indicado por la hechicera Circe. De este modo, Odiseo logra hablar con el espíritu de su madre y con los de sus compañeros muertos en Troya.

Tanto en Oriente como en Occidente las religiones institucionalizadas y las creencias populares han reservado siempre un lugar importante a los espíritus de los muertos, a los que se venera y rinde culto con diversos rituales.

En la Edad Media se creyó que los espíritus regresaban en ocasiones al mundo de los vivos, y se multiplicaron los cuentos de fantasmas. En Hamlet, el dramaturgo isabelino William Shakespeare presenta el fantasma del rey asesinado demandando venganza al protagonista, su hijo. Ese tipo de aparición, que provocaba temor reverencial, estaba registrada en muchos relatos anteriores a la época de Shakespeare, pero no consta que hubiera una práctica propiamente espiritista para lograr la comunicación con los muertos.

El espiritismo en el siglo XIX

A mediados del siglo XIX, mientras se popularizaban los cuentos de fantasmas, aparecieron algunos medium, personas que decían tener el poder de comunicarse con los espíritus. Un episodio notable ocurrió en Haydsville, cerca de Nueva York, y tuvo por protagonistas a las niñas Fox, quienes dijeron haberse comunicado con espíritus mediante un código de golpes.

En 1855, tras oír hablar de que el “fenómeno de las mesas giratorias” podría estar provocado por espíritus, el francés Hipólito León Denizard Rivail (Allan Kardec), inició una investigación empírica del fenómeno, que derivó en la publicación en 1857 de “El libro de los espíritus”. Este volumen supone el comienzo del movimiento espiritista (o espírita) contemporáneo. En los años que siguen Kardec publicó numerosos libros, como El Libro de los Mediums (1861), El Evangelio Según el Espiritismo (1864), El Cielo y el Infierno o la Justicia Divina según el Espiritismo (1865) y Génesis, los Milagros y las Profecías según el Espiritismo (1868). En 1858 fundó la Revista Espírita, de la que fue director hasta 1869 (año de su muerte).

En 1872 apareció en Gran Bretaña la revista espiritista “Ligth”. Algunos científicos dedicaron estudios a los episodios narrados por los medium, estimando que había en ellos un fondo verdadero. El médico británico James Braid fue uno de los primeros en ofrecer una explicación sobre esos estados especiales, pero más que sostener una doctrina estableció el mecanismo de la hipnosis y las bases de esa práctica que luego desarrolló la psiquiatría.

El espiritismo en los siglos XX y XXI

El espiritismo hoy en día, además de ser considerada una superstición por la ciencia ortodoxa y un “juego” por muchas personas (sobre todo adolescentes), constituye una doctrina y filosofía de vida, seguida por millones de personas en el mundo (siendo Brasil el país donde tiene mayor aceptación).

Los principios de este espiritismo moderno se basan en las enseñanzas supuestamente obtenidas en la comunicación con espíritus más evolucionados moralmente. Según los testimonios de los practicantes de estas comunicaciones con los espíritus, estas pueden producirse mediante el código de golpes en una mesa, a través de la voz o la escritura de un medium, mediante la transcomunicación instrumental (el uso de aparatos electrónicos multimedia como cámaras, radios, televisión, etc…) o directamente con los espíritus que se presentan como apariciones.

La identificación del espiritismo como creencia religiosa crea una gran controrversia dentro del propio movimiento espírita; mientras unos lo consideran religión, otros reclaman para él la consideración de ciencia.

La mayoría de las escuelas o movimientos espiritistas de Occidente se consideran cristianas, aunque la Iglesia Católica ha rechazado el espiritismo, colocándolo en la categoría de las prácticas de “adivinación y magia”.

El espiritismo en el Brasil

El espíritismo logró ser divulgado prácticamente en todo Europa en el siglo XIX. Llegó al Brasil en 1865. Actualmente es el país que reune el mayor número de espíritas en todo el mundo. La Federación Espírita Brasileña – entidad de ámbito nacional del Movimiento Espírita – asocia aproximadamente diez mil Instituciones Espíritas, distribuidas por todas las regiones del País. Actualmente posee 2.3 millones de espíritas, según el Censo realizado en el año 2000 por el Instituto Brasilero de Geografía y Estadística IBGE. Según los datos del mismo censo, los espíritas son el tercer mayor grupo religioso del país y el segmento social que tiene mayor renta y nivel de escolaridad. Los espíritas tienen su imagen fuertemente asociada a la práctica del bien y de la caridad. Ellos sostienen en todos los estados brasileños, asilos, orfanatos, escuelas para personas carentes y otras instituciones de asistencia y promoción social. Allan Kardec, el codificador del Espiritismo es una personalidad bastante conocida y respetada en el Brasil. Sus libros ya se han vendido en mas de 20 millones de ejemplares en todo el País. Si fuesen contabilizados los demás libros espíritas, el mercado editorial brasileño espírita sobrepasa 4000 títulos ya editados y mas de 100 millones de ejemplares vendidos.

Una figura importante es Chico Xavier (1910-2002), reconocido por los espíritas como un gran Medium y divulgador del Espiritismo en el Brasil y en el mundo.

 (http://www.spiritist.org)

  •  (http://www.espiritismo.cc)
  • Sidebar