Graham Stanton:La verdad del evangelio

Wikis > Graham Stanton:La verdad del evangelio

Autor: Graham Stanton

Titulo: “La verdad del evangelio”

Editorial: Verbo Divino, Navarra, 1999.

Tabla de contenidos

Resumen del libro “La verdad del evangelio” de Graham Stanton

¿Qué confianza se puede tener en los manuscritos de los evangelios?

Incluso en los textos más modernos hay frecuentemente variaciones importantes en las diferentes ediciones del texto: los revisores, deseosos de corregir errores de ediciones anteriores introducen más errores.

¿Cómo llegaron a introducirse en los manuscritos tantas variantes?

Suelen ser el resultado de los intentos conscientes o no por armonizar el texto del evangelio. En muchos casos los copistas posteriores han pensado que corregían faltas de ortografía o de gramática, mientras que en realidad estaban introduciendo nuevas erratas. También de vez en cuando algunos escribas modificaron el texto para que fuera conforme a sus preferencias doctrinales, o simplemente algún escriba ha incorporado un comentario explicativo o una observación piadosa.

El testimonio de los manuscritos

Los manuscritos más antiguos fueron escritos en tiras del tallo de la caña de papiro prensadas, que a pesar de no ser tan frágiles como pudiese parecer solo han sobrevivido en climas secos. La mayoria de papiros que se conservan del Nuevo Testamento suelen ser fragmentarios y datan la mayoria del 200dC solo unos pocos son anteriores. Se conservan 299 manuscritos griegos del s.III , escritos en pergamino, hecho de pieles de animales, más resistentes que los papiros. Tenemos en total 5.487 manuscritos griegos del Nuevo Testamento.

La valoración de los testimonios

Cuando nos encontramos con variantes en los manuscritos de los testimonios de los evangelios, hay que adoptar la lectura que mejor explica las otras, en general los escribas alargan y clarifican el texto, por tanto son preferibles las lecturas más cortas y las más difíciles. La valoración de los testimonios, es decir, la disciplina de la crítica textual es un arte no una ciencia.

Algunas variantes en pasajes claves

La mayoría de las variantes son menores y se puede reconstruir sin dificultad el texto original.Pese a ello existen un conjunto de pasajes en los que no se puede tomar una decisión segura (el final de Marcos con el miedo de las mujeres, el relato de Juan 7:53-8:11, sobre la mujer sorprendida en adulterio,…), pero estos pasajes no han de descartarse como si no fueran significativos, ya que aportan información histórica y teológica, aunque no se encuentren en los manuscritos más antiguos.

¿Es Q un “evangelio” perdido?

La reconstrucción de la fuente de un texto puede ofrecer muchas perspectivas nuevas e inesperadas sobre un tema, esto es lo que ha pasdo con los evangelios.Según los últimos descubrimientos, Mateo Y Lucas Utilizaron dos fuentes principales:

  • El evangelio de Marcos
  • Una colección de dichos de Jesús, que los estudiosos alemanes llamaron Quelle (fuente), más tarde se designó solo con la inicial Q.

En el siglo XX la hipótesis de la fuente Q ha constituido la base de casi todos los estudios serios sobre el origen y desarrollo de las tradiciones evangélicas. Aunque también ha provocado cierta confusión.

Q existió como documento escrito desapareciendo después de haber sido incorporado por Mateo Y Lucas.

Según un texto de Papías (s.II ), Q es una colección de dichos en arameo, más antiguo y fiable que las tradiciones transmitidas en griego. Otros sostienen que se escribió originalmente en griego.

Junto a otras tradiciones de Jesús, Q recibió el influjo de la vida y la fe de la iglesia primitiva. Parece ser que se compiló (al igual que los evangelios canónicos ) a la luz de preocupaciones teológicas específicas, y no tanto como una fuente histórica “pura”, aunque ésta siga desempeñando un papel en el debate acerca de la historicidad de las tradiciones sobre Jesús.

Algunos afirman que los seguidores de Jesús que plasmaron las tradiciones orales sobre Jesús por escrito, veian en Jesús más un maestro de aforismos, enigmas, proverbios y parábolas que cuyas acciones eran más importantes que sus palabras: más como un sabio que como un profeta.

¿Existió Q?

Hay cinco argumentos que sostienen que Mateo y Lucas Utilizaron Q como fuente primaria.

  • 1. Coinciden entre sí en muchos versículos. Si comparamos el texto en griego hay una correspondencia verbal tan estrecha que si ambos no hubiesen usado una fuente común se esperaría una divergencia mayor en cuanto a formulación. En las secciones no marcanas (se acepta que ambos usaron Mc.que es el evangelio más antiguo) donde coinciden estrechamente utilizarían una misma fuente, Q. Sin embargo en algunos pasajes las diferencias son tan grandes que es probable que utilizaran dos “ediciones” diferentes, ya que Q fue revisada y ampliada en varias ocasiones.
  • 2. Los acuerdos en el orden indican que no pudieron usar ambos tradiciones orales independientes, sino que se basaron en un ciclo de tradiciones con un orden bastante fijo. Sugiriendo que Q fue un documento escrito.
  • 3. En algunos pasajes se repite en lo esencial la misma tradición o expresión (duplicados), como p.e: “al que tiene, se le dará” (Mt.25:29;Lc.19:26).
  • 4. El material de Q es coherente como entidad.
  • 5. Las hipótesis que tratan de contradecir los tres primeros puntos implican metodos de trabajo complicados que no eran la forma en que los escritores antiguos utilizaban sus fuentes.

¿Fue utilizado Mateo por Lucas?

Esta alternativa a la hipótesis de la fuente Q es muy improbable. Si Lucas utilizó Mateo, ¿qué sucede con los cinco grandes discursos de Mateo que se encuentran diseminados por todo el evangelio de Lucas?Donde Mateo y Marco conservan la misma tradición, Lucas opta por la versión de Marcos y hace caso omiso de la de Mateo, también reorganiza la estructura de Mateo de forma considerable.

¿Fue Q un “evangelio”?

¿Fueron reunidas las tradiciones de Q como una antología/resumen de los dichos de Jesús o contienen una perspectiva teológica específica?

Algunos escritores admiten que Q debió incluir un relato de la muerte y resurrección, lo que resulta difícil de sostener ya que en los relatos de la pasión y resurrección de Lucas y Mateo hay solo unas pocas expresiones que no se encuentran en Marcos. Harnack afirma que Q había sido compilada sin ningún prejuicio discernible, apologético, didactico, eclesiastico, nacional, antinacional,…

Karl Barth y Rudolf Bultmann pusieron en entredicho esta afirmación, para estos todas las tradiciones evangélicas fueron configuradas por la fe y las necesidades de las comunidades pospascuales.

Mack sostiene que Q presenta una imagen de Jesús más antigua y más histórica que los retratos de los evangelios.En conclusión, es evidente que Q no es un “evangelio” en el sentido en que Pablo y Marcos utilizaron el termino para designar el evangelio sobre Jesús. Pero según el uso mateano del sustantivo como “proclamación de la buena noticia”, entonces se puede considerar Q como un “evangelio de Jesús”.

En cuanto a la significación que se le dio a la crucifixión y resurrección de Jesús, las distintas teorias tienen como base un argumento de silencio ya que no tenemos ningún rastro de la supervivencia de Q (o de la llamada “comunidad de Q”) después de la fijación por escrito de Mateo y Lucas hacia el año 80 d.C.

Sidebar