Isaías

Wikis > Isaías

Hijo de Amoz, fue un profeta que vivió en Judea en el s. VIII a C. durante el reinado del rey Uzías (“el año en que murió el rey Uzías” 6:1), durante los reinados de Jotam, Acaz, y Exequias (1:1), esto situaría al profeta entre el año 739 hasta posiblemente el 681 a.C ya que el libro de Isaías refleja la muerte de Senaquerib que ocurrió en el 681 a.C. urante el reinado de Uzías, Jotam, Acaz, y Exequias Desde el 739 hasta 681. Posiblemente hasta esa fecha pues el libro de Isaías refleja la muerte de Senaquerib que se realizó en el 681.

Isaías es llamado el profeta Mesiánico, solo en los salmos se encuentran más alusiones al Mesías que en el propio libro de Isaías. Isaías posiblemente escribió otros libros que se extraviaron y no poseemos. 2º Crónicas 26: 22; 32:32.

El profeta Isaías está más citado en el Nuevo Testamento más veces que cualquiera de los demás profetas del A.T. y también más que los salmos. Se le atribuye el libro que lleva su nombre.

Tabla de contenidos

Entorno histórico de Isaías.

En el ámbito político Uzias en el Sur y Jeroboam II en el Reino del Norte, están pasando un tiempo de prosperidad y paz. A la muerte de Uzías le sucede Jotam, a esta Acaz, y a este Ezequías. Isaías se encuentra profetizando en Jerusalén.

Mientras tanto en Asiria, la sombra de Tiglat-Pileser empieza a tomar fuerza y poder. También Máname va a pagar tributo para no ser invadidos por Asiria con (2º Reyes 16: 3-9), Tiglat –pileser ataca Asiria y Damasco cayó en 732 a.C. Este es el favor que Acab le pide a Tiglat pileser (confrontar datos con la Biblia y confirmar).

Isaías se hace sentir en todo esto y sale en defensa de los pobres, viniendo él de alta cuna. Iasías está exhortando a los reyes, y también a Acab.

Condiciones religiosas: Israel se había apartado de Dios y hacian culto a Moloc, que pasaban a sus hijos por fuego, y el pueblo de Israel se había abocado a esa barbarie.

Llamamiento de Isaías. (Cap. 6)

¿A quién enviaré? Heme aquí, envíame a mí. Aquí empieza el ministerio de Isaías.

Instó a Acab a poner su confianza en Dios, pero éste no le hizo caso y se alió con Asiria.

Cuando Ezequias cometió un gran error, Isaías también le exhortó,2º Reyes 20:12-19. Esto que le dijo Isaías al rey Ezequias se produjo casi 100 años más tarde.

Su libro

En cuanto al libro de Isaías algunos defienden la composición a partir de pequeños oráculos independientes y otros la redacción y estructuración premeditada. El libro defiende la estructura siguiendo:

1º Parte: del cap. 1 al 39

2º parte del cap. 40 al 66 (un prólogo (40:1-12), un cuerpo dividido en dos secciones (40-48) y (49-55), para concluir con un epílogo).

Reina Valera 95 y Dios Habla Hoy lo divide en tres partes. 1-39, 40-55, 56-66.La critica afirma que son dos o tres los escritores quien escriben Isaías:

-Primer Isaías 1-39 (Preexílico)-Segundo Isaías o Deuteroisaías 40-66 (Postexílico)

En 1895 I.J.D. Doerdekim. Lanza la crítica. 87 años después, 1892 B. Deum empieza por negar la doble paternidad de Isaías, sino que dice que hay otro autor del 55 al 66, porque según el criterio de la crítica, Isaías habla a la gente de su generación, para esgrimir esto, la crítica liberal ofrece varios argumentos:- Argumento histórico: El hecho de que Isaías mencione a Ciro como libertador del pueblo cuando todavía ni siquiera habían sido invadidos.- Argumento lingüistico: Dicen que el primer Isaías contrasta con el lenguaje del 2º. Ya que la segunda parte usa un hebreo más refinado con un estilo y lenguaje distinto.- Argumento teológico: No se entabla una contradicción pero dice que el 2º Isaías (deutero Isaías, es más avanzado que el primero. 2º Crónicas 36:22-23 –Esdras 1:1)

Esas divisiones podrían reflejar que del 1 al 39 al A.T. los cap. 40 a 66 corren paralelos al Nuevo Testamento.

Por otro lado el punto de vista del cap. 1 a 39 es claramente preexílico, mientras que de los capítulos 40 a 66 son visíblemente post-exílico.

Juan 12:38-41v.38 esas palabras corresponden a Is.53:1 (la segunda parte de Isaías).v.41 se corresponde con el v.40 que se refiere a Isaías 6:10 (la primera parte de Isaías).Jesús hace una mención del profeta Isaías haciendo 2 alusiones, una a la 1ª parte y otra a la 2ª.Por tanto Juan asume la unidad del libro de Isaías.

Is.44:28“Yo soy el que digo de Ciro…” Es Dios el que determina los tiempos.El hecho de mencionar a Ciro 150 años antes de que naciera no es algo único, también ocurre en el caso de 1Reyes 13 cuando un profeta dice a Jeroboam I 930 que reinará Josías para que no se pierda la dinastía de David en 640, es decir 290 años de anticipación.

Isaías se refiere a Jehová como “el Santo” “el Santo de Israel” 1:4; 5:16, 24; 6:3 10:17,20; 12:6; reiterando este título. Esto implica una tensión permanente en su relación con su pueblo que está totalmente corrompido. Aquí la tarea profética proclama que Dios en su ira no deja de lado su misericordia ni se olvida de su pacto y anima al pueblo a que haga suya la promesa de bendición de Dios.

40:12-31; 49:14ss Isaías formula preguntas que animan a las naciones al debate, desafiando a tales naciones y a sus dioses, a sus imágenes idolátricas.

Controversia en cuanto al rey CiroEl cilindro encontrado en los descubrimientos arqueológicos, se encuentra un cilindro en el que Ciro escribe como Marduk fue el dios que le llevo a la conquista de las naciones y permitió a los israelitas el regreso a Jerusalén.De acuerdo a lo que dice Isaías, fue Dios, el único Dios, Jehová el que llamó a Ciro para la conquista y para permitir el regreso a los hijos de Israel.Según Is. 45:1-4, 44:8Vemos que Ciro no conoció a Dios. Esto podría ser la causa por la que Ciro atribuye su victoria a Marduk en vez de a Yahvé. También Flavio Josefo, sostiene que Ciro despertó y comprendió quien era Yahve, al leer la ley, durante la reconstrucción del templo, por tanto antes de esto Ciro estaba “dormido” al conocimiento de Dios.

Isaías 44-45En el 44 y 45 (considerados posexílicos) vemos que entra en oposición con el hecho de que Ciro es preexílico, ya que cuando se quejan a Dario (ya muerto Ciro), Dario manda buscar en Babilonia el decreto de Ciro por el cual los israelitas están reconstruyendo el templo. Tras encontrarlo Dario da el permiso y dice que nadie les moleste y sean pagados los gastos por el tesoro el reino. Por tanto Ciro es preexílico.

Isaías 46. Cuando Ciro toma Babilonia los ídolos quedan fuera del panorama del pueblo. Dice que estos dioses caerán y serán humillados. “Beer” se refiere a varios dioses, pero en especial se usa para referirse a Marduk como el dios principal de Babilonia.v. 9. Dios es inmutable y soberano (único y absoluto).v.10, 11. Hace una alusión a Ciro y a su profecía.

Isaías 48.Refleja la misericordia de Dios para con su pueblo, aunque primeramente pone de manifiesto los pecados del pueblo. Habla de una religiosidad aparente que lo que hace es recubrir la hipocresía del pueblo de Israel. “me mencionáis pero no en verdad y con justicia…”

Isaías 49.v.1 “pueblos lejanos…” se dirige el mensaje a los gentiles.Hace una personificación e identifica a Israel como el siervo de Jehová, pero solo el Mesías responde plenamente a las demandas del texto. Vemos esta progresión en la que el pasaje apunta 1º al pueblo y poco a poco empieza a hablar del Mesías sin nombrarlo.v.v. 5-6 Aquí vemos una referencia que tiene como cumplimiento al Mesías, “…me ha formado desde el vientre…para hacer volver a Israel…yo te pondré como luz…” aquí vemos que introduce a otro individuo que no es el pueblo de Israel pero que traerá al pueblo, además Lc. 2:32, Jn. 8:12, Hch 26:23 son claras alusiones a ser luz.

Isaías 50.El exilio de Israel a Babilonia no significó una ruptura del pacto que Dios había hecho con Israel.

Isaías 51.Hay palabras de ánimo para los exiliados, para el remanente de Israel, “consolará sus ruinas…”.

Isaías 53.Es uno de los capítulos más importantes y complejos del libro de Isaías. Requiere un estudio profundo por si solo. Este capítulo es la mayor referencia de todo el Antiguo Testamento al Mesías. Este capítulo le dio el título a Isaías de “profeta mesiánico”.1Pedro 1:10,11; Habla de las profecías sobre la gracia.v.1 “¿Quién ha creído a nuestro anuncio…?” Jn.1 (“a lo suyo vino y los suyos no le recibieron”) Jn. 12:37-41 (“…para que se cumpliera lo que dijo el profeta Isaías… ¿Quién ha creído a nuestro anuncio…?”) Rom. 10:16 Cuando Jesús pregunta a los discípulos, pregunta a los suyos, “…pero vosotros quien decís que soy?”La descripción del siervo sufriente contiene una descripción que abruma por el realismo de los detalles asombrosos. El Mesías de Isaías viene no como lo espera el pueblo de Israel, viene sin hermosura externa, viene desechado y despreciado. 1 Pedro 2: 25 Por la muerte del Mesías tenemos vida.

Deuteroisaías o II Isaías (Is. 40-55)

A lo largo de la historia han sido muchos los que han vertido infinidad de hipótesis y teorías en cuanto al libro del profeta Isaías, así como en cuanto a la biografía del mismo. A pesar de la diversidad de opiniones, siguiendo la información que nos ofrecen las Escrituras podemos decir que Isaías, hijo de Amoz, fue un profeta que vivió en Judea en el s. VIII a C. durante el reinado del rey Uzías (“el año en que murió el rey Uzías” 6:1), durante los reinados de Jotam, Acaz, y Exequias (1:1), esto situaría al profeta entre el año 739 hasta posiblemente el 681 a.C ya que el libro de Isaías refleja la muerte de Senaquerib que ocurrió en el 681 a.C.

Sin embargo otros comentaristas, colocan a Isaías en el destierro a Babilonia a finales del exilio, entre el 553 donde Ciro comienza sus victorias y 539 a.C. cuando se rinde Babilonia, basándose en las referencias que se hacen al rey Ciro en 41:1-5, 45:1-8 y 48:12-15. Sin embargo están de acuerdo en que los argumentos para una datación posexílica carece de apoyo suficiente.

Durante el s.VI, se vive la decadencia del Imperio neobabilónico y aparece el Imperio Persa (Is. 40-55). Fue un periodo de añoranza y desilusión del pueblo.

El s. VIII, fue una época de violencia y conflicto, donde Israel (reino del Norte) y Siria se aliaron contra Judá “en los días de Acaz hijo de Jotam… subieron contra Jerusalén para combatirla” 7:1-2. Además “en el año catorce del rey Exequias, Senaquerib, rey de Asiria, subió contra todas las ciudades fortificadas de Judá, y las tomó” cap.36-37. En el 721 a.C., Sargón II, sucesor del rey Salmanasar conquistó y arrasó Samaria (2 Reyes 17:3-6), destruyendo así la independencia de Israel y llevandola al cautiverio bajo el yugo imperial de Asiria.

En cuanto al mensaje de Is. 40- 55, se puede ver en las palabras del profeta, un gran poema de aliento y esperanza a un pueblo resquebrajado por la dureza y el dolor del exilio. Palabras de consuelo y esperanza. El anuncio de un regreso a su patria, infundiendo ánimo a esos israelitas exiliados a las tierras lejanas de Babilonia. Para ello Dios utilizaría al rey persa Ciro, que liberaría y repatriaría al pueblo (44:28-45:1ss). La profecía de Isaías tiene una similitud descriptiva muy significativa con el éxodo de Egipto.

En cuanto a los cantos del siervo de Yaveh, el libro presenta varias opciones: la interpretación colectiva refiriéndose al pueblo de Israel, la interpretación individual refiriéndose a un personaje histórico concreto (un rey, profeta,…), la interpretación mixta refiriéndose a las dos anteriores de forma posible, y la interpretación mesiánica exclusivamente. A priori creo que la mixta es aceptabe, entendiendo siempre que es una lectura cristológica la que llena de sentido y completa el mensaje de la profecía, por tanto no podemos pasar por alto el valor mesiánico de estas alusiones al siervo de Dios.

En cuanto a la estructura algunos defienden la composición a partir de pequeños oráculos independientes y otros la redacción y estructuración premeditada. Otros defienden la estructura siguiendo un prólogo (40:1-11), un cuerpo dividido en dos secciones (40-48) y (49-55), para concluir con un epílogo.

Tras todas estas reflexiones, creo que lo importante de este texto, que como dice Schökel, se considera el “Dante de la literatura hebrea”, se encuentra en su mensaje, lo que Dios quiso revelar a su pueblo, ese mensaje sigue vivo hoy y abarca el plano de lo atemporal, creo que nuestro acercamiento a la Palabra de Dios siempre debe ser con esta premisa de humildad y aprovechamiento, como nos anima la escritura “examinarlo todo y retened lo bueno”.

Cómo dice Von Rad,el mensaje del Isaías constituye el “fenómeno teológico más poderoso del Antiguo Testamento”(G. Von Rad).

Bibliografía

1. Edward J. Young, Una introducción al Antiguo Testamento, Publicaciones TELL, Michigan: EEUU, 1977.2. Martín, Víctor. Antiguo Testamento II: Historia y Profetas, Apuntes tomados en clase, Seminario UEBE, 1cuatrimestre 05-063. Schökel, L.A., Sicre J.L. Profetas, Introducciones y comentarios. Isaías y Jeremías. Tomo I. Ediciones Cristiandad, Huesca: Madrid. 1980.4. Sicre, José L. Los profetas de Israel y su mensaje. Academia christiana 35. Ediciones Cristiandad. Madrid. 1986.5. Schmidt, Werner H. Introducción al Antiguo Testamento. Biblioteca de Estudios Bíblicos, 36. Ediciones Sígueme: Salamanca. 1983.6. González, Ángel. Profetismo y Sacerdocio. Profetas, Sacerdotes y Reyes en el antiguo Israel. Colección La Biblia Hoy. Ediciones: La Casa de la Biblia. Madrid. 1969. 7. Christopher R. North, Isaías 40–55 (Antorcha), Editorial La Aurora, Buenos Aires, l960.8. Francisco, Clyde, Introducción al Antiguo Testamento, Casa Bautista, El Paso, l9699. Nelson, Wilton M. Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, Nashville, TN: Editorial Caribe. 2000.10. Douglas, J. D., Nuevo Diccionario Bíblico Certeza. Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito: Ediciones Certeza. 2000.

Sidebar