Método narrativo

Wikis > Método narrativo

Tabla de contenidos

Introducción

Vamos a intentar acercarnos a este moderno método de exégesis, de forma que nos permita tener una visión global del método. Para ello vamos a dar respuesta a algunas cuestiones básicas como: Definición, el ¿por qué surge?, buscando las circunstancias históricas que dan razón a ese método. Los motivos que justifican la necesidad de este método en la exégesis bíblica. Cómo se aplica, que herramientas usa para llegar a lo que pretende o busca aportar. Al final dejaré ver mi opinión personal sobre el método y su uso en el estudio bíblico.

Definición

El análisis narrativo o crítica literaria, se pude decir que es el estudio del texto bíblico a partir de lo que el texto dice, su forma de expresión, su estructura, para después estudiar el proceso de lectura . Según la Iglesia Católica “la exégesis narrativa propone un método de com¬rensión y de comunicación del mensaje bíblico que corresponde a las formas de relato y de testimonio, modalidades fundamentales de la comunicación entre personas humanas, características también de la Sagrad¬a Escritura” .Este método de exégesis se define por su búsqueda de una lectura del texto de forma sincrónica. El análisis narrativo o literario dio origen a distintas escuelas que se ocuparon del estudio de algunas áreas concretas dentro de la narrativa, entre las principales se distinguen, el estructuralismo, la semiótica y la retórica.

Origen

El análisis narrativo, en cuanto a sus inicios va de la mano de los avances en cuanto a la crítica literaria y los estudios en el campo de la lingüística . Se comenzó a desarrollar por los años 1940 por Wellek y Warren, sin embargo fue por los años 70 y 80 que este método tuvo su auge concretamente en el estudio literario de los textos bíblicos, comenzandose a hablar de la narratología término que acuñó por primera vez Todoroz en 1969. Sin embargo mucho tiempo atrás por el siglo XVIII, en el Romanticismo, surgió una preocupación y admiración de la narrativa, más concretamente de la retórica. Considerando el texto desde un punto de vista estético, lleno de emoción, belleza, arte, composición, forma, armonía, encuentro, experiencia, etc una obra artística capaz de conmover e impregnar de mensaje y contenido. Aunque ya Aristóteles habló en sus obras “Poética y retórica” de logos como el asunto mismo, ethos como la integridad del orador y ptahos el impacto del mensaje en el público , Aristóteles defendió la idea de que la persuasión del auditorio y la comunicación es el resultado de una construcción literaria. Los primeros exegetas que surgen por los años 70 que defendieron este método criticaron métodos de exégesis anteriores, como por ejemplo R. Alter que criticaba los métodos histórico críticos por limitarse a “excavar en el pasado de los textos” , Wellek y Warren en 1949 en su apologética del método literario y en contraposición al histórico crítico, comenzaron a hablar de la falacia de los orígenes.

Fundamentos

El análisis narrativo se fundamenta en tres pilares que se han constituído como distintas alas de estudio dentro del método literario.

Análisis retórico

El acercamiento a los textos bíblicos se lleva a cabo desde una óptica de un discurso que busca ser persuasivo, convincente, que busca la respuesta del auditorio, busca un conocimiento que va más allá de la Doxa (opinión) o la epistema (teoría), busca un conocimiento real, la sofía (conocimiento experimentado, que transforma). Un discurso cuya eficacia está en comunicar una convicción que impulse un actuar. Esta óptica vital para el análisis bíblico, ya que nos ayuda a evitar entender la Sagrada Escritura como un montón de datos informativos para buscar la realidad de un texto holístico y formativo.

Análisis estructuralista

Se preocupa por la estructura interna de los textos, busca en la propia obra hacer la lectura más objetiva posible del texto. Pretende dar respuesta a la pregunta “por qué el texto da sentido” , ¿Cuáles son los elementos estructurales de los textos?, ¿Qué es una unidad textual? ¿Qué es un texto?¿Cuales son las leyes que determinan la formación de significado?

Análisis semiótico

El análisis semiótico parte desde un estudio del texto en sí mismo, desde su propia unidad de sentido, sin recurrir a elementos exteriores como autor, destinatarios, historicidad de los episodios narrados, etc. Este tipo de análisis aporta una sensibilidad mayor frente a la coherencia de cada texto bíblico como un todo, que obedece a ciertos mecanismos lingüísticos. Este tipo de metodología no ha sido muy productiva a nivel exegético, en parte por lo oscuro de su lenguaje técnico para el no iniciado, y en parte por la dificultad de fondo que plantea el principio de la inmanencia del texto. Esta última dificultad la recoge así la Pontificia Comisión Bíblica: «La semiótica no puede ser utilizada para el estudio de la Biblia si no se distingue este método de análisis de ciertos presupuestos desarrollados en la filosofía estructuralista, es decir, la negación de los sujetos y de la referencia extratextual. La Biblia es una Palabra sobe la realidad, que Dios pronunció en una historia y que nos dirige hoy por medio de autores humanos. El acercamiento semiótico debe estar abierto a la historia: la de los actores de los textos, primero; la de sus autores y sus lectores, después.”

Aplicación

Parte de la percepción que la Biblia es un texto fundamentalmente narrativo, que tiene algo de ese tipo de comunicación interpersonal en la cual se va relatando lo sucedido. El análisis narrativo propone una manera de acercarse al texto que invita a entrar en el mundo del relato y dejándose influenciar por los modos de ver que están presentes en el relato, y que llevan a preferir ciertos valores por sobre otros a partir de la misma narración. El análisis narrativo tiene una punta teológica que consiste en señalar que los textos no pueden ser reducidos a una serie de verdades teológicas, sino que necesariamente invitan a una adhesión de fe. «Se insiste sobre la necesidad de narrar la salvación (aspecto informativo del relato), y de narrar en vista de la salvación (aspecto perfomativo). El relato bíblico, en efecto, contiene explícita o implícitamente, según los casos, una llamada existencial dirigida al lector.» (IBI p.43).

El análisis narrativo se apoya básicamente en las “técnicas de composición empleadas por los redactores de los textos” buscando entender y captar cual es el recorrido que el texto en sí mismo nos propone. Para conseguir llegar a comprender la línea narrativa del texto este método aplica una serie de herramientas que se pueden resumir en:

  • Delimitación del texto.
  • El estudio del entramado verbal de la narración.
  • Historia y discurso.
  • El tiempo.

En cuanto a las etapas del análisis narrativo se podrían enumerar en:

  • El estudio de la trama.
  • Las subdivisiones de la trama.
  • Los personajes.
  • El narrador.
  • La narración.
  • El lector.

Conclusión: Evaluación del método

El análisis narrativo busca introducirse en el estudio de los textos bíblicos desde el prisma literario del mundo de los relatos. Si bien es cierto que este acercamiento trae luz sobre algunos textos, no podemos olvidar que en la Bíblia hay muchos tipos de documentos escritos. Algunos de estos documentos pertenecen a este plano de los relatos y narraciones, pero otros pretenden abarcar esferas históricas, sociales o biográficas que requieren un acercamiento más adecuado desde otros métodos de exégesis como pueden ser el histórico crítico o el sociológico. Como venimos diciendo personalmente creo que estos métodos se complementan y enriquecen unos a otros. En lenguaje fotográfico, el uso combinado de todos ellos creo que nos hace abrir el objetivo, de tal forma que nos permita enfocar desde un prisma ecléctico todos los métodos exegéticos, como herramienta óptima para conseguir una imagen del texto bíblico lo menos distorsionada posible.

Bibliografía

  • Simian-Yofre, Horacio. Metodología del Antiguo Testamento. (Biblioteca de Estudios Bíblicos 106, Ediciones Sígueme; Salamanca, 2001).
  • Barton John, La interpretación bíblica, hoy. (Colección Presencia Teológica 113, Editorial Sal Terrae; Santander:1998).
  • Hans de Wit, En la dispersión el texto es patria. (Universidad Bíblica Latinoamericana. Costa Rica, 2002).
  • Ladd George Eldon, Crítica del Nuevo Testamento. Una perspectiva Evangélica (El Paso, Texas: Editorial Mundo Hispani, 1990).
  • Papa Juan Pablo II, Interpretación de la Biblia en la Iglesia, Discurso pronunciado en francés, traducción española de L’Osservatore Romano. Edición semanal en lengua española, 30 de abril de 1993.
  • Jose María Martinez, Hermenéutica Bíblica. (Editorial Clie; Barcelona, 1984).
Sidebar