Tomás de Aquino

Wikis > Tomás de Aquino

Santo Tomás de Aquino nació en el año 1225 en Rocaseca Nápoles, Italia.

Hijo noble del conde de Aquino, estudió en el monasterio de Montecasino y después en la Universidad de Nápoles. En el año 1244 toma el hábito en la Orden de Santo Domingo de Guzmán y conoce a Alberto Magno, con quien estudiará en Colonia.

Posteriormente en 1252 ejerce como Maestro de Teología en la Universidad de París, y en otras ciudades europeas como Roma, Bolonia y Nápoles.

El 7 de Marzo de 1274 murió en Fossanova, camino del segundo concilio de Lyon.

Es considerado el más importante de los filósofos escolásticos. En general sigue a Aristóteles estrechamente.

Podemos analizar su pensamiento de acuerdo a dos etapas:

Primera:

De 1245-1259. En este período predominan las influencias platonicas (Avicena y Alberto Magno) y las neoplatónicas (San Agustín y el Pseudo Dionisio).

Entre las obras más importantes de esta étapa podemos destacar: los comentarios a las obras de Pedro Lombardo, Boccio (sobre la trinidad), el opúsculo titulado De ente et essentia y el libro primero de la Suma contra Gentiles. La función de esta obra era servir de apoyo a los predicadores que tenían que discutir con judíos y musulmanes, valiéndose de argumentos racionales y filosóficos sin tener que acudir a argumentos eclesiásticos.

Segunda:

De 1259-1273. Domina en el filósofo el pensamiento aristotélico. Así comenta ampliamente la Ética a Nicómaco.

En este momento la universidad de París atraviesa un momento de gran inestabilidad a través de la pugna entre franciscanos de orientación agustiniana y los dominicos con fuertes influencias aristotélicas.

Tomás de Aquino desarrolla en esta étapa toda una síntesis de los problemas, filosóficos más discutidos (fe-razón, creación, política). Entre sus obras podemos destacar: finaliza la Suma contra los gentiles, cuestiones disputadas sobre el mal, sobre el alma, opúsculos contra los averroístas como De aeternitate mundi y el De unitate intellectus. La obra más importante de Tomás de Aquino es la Summa Theologica (1265-1272), en la que logra una sistematización entre teología y filosofía.

Tabla de contenidos

El problema de seguir a Aristóteles

Los averroístas sostenían, interpretando a Aristóteles, que el alma, en tanto que individual, no era inmortal. La inmortalidad pertenece únicamente al intelecto que es impersonal e idéntico en los distintos seres intelectuales.

Al ser contrario a la doctrina católica, Aristóteles tenía mala reputación en Roma. Santo Tomás se esforzó por deshacer el daño causado por una interpretación demasiado fiel a las doctrinas árabes que habían traducido a Aristóteles.

Para ello, Santo Tomás contaba con escritos originales en Griego proporcionados por Guillermo de Moerbeke que le permitieron tener un conocimiento realmente profundo del filósofo. Por tanto, Santo Tomás siguió al genuino Aristóteles y desaprobó el Platonismo incluso tal y como aparece en San Agustín.

Finalmente convenció a la Iglesia Católica que el Aristotelismo era preferible al Platonismo como fundamento de la filosofía cristiana y que los mahometanos y averroístas habían interpretado mal a Aristóteles.

Con Aristoteles, Santo Tomás se topó con el problema de los universales. Finalmente decidió que los universales no subsisten fuera del alma, pero que el intelecto al comprender los universales, comprende cosas que están fuera del alma.

Las Cinco Vías de la Summa Theologiae

Santo Tomás de Aquino escribió estas cinco vías para demostrar la existencia de Dios. Estas cinco vías siguen el mismo esquema: para explicar determinadas cosas es necesaria la existencia de Dios.

  • Primera vía: Vía del motor inmóvil”

Esta vía, también llamada argumento del movimiento, fue formulada primero por Aristóteles, pero luego Santo Tomás de Aquino la incorporó a su propia metafísica del ser.
Ésta se basa en la evidencia del cambio que se da en la naturaleza. Según Santo Tomás de Aquino, todo lo que se mueve es movido por otro.Y si lo que mueve a otro es también movido, es necesario que otro lo mueva. Pero esta serie de motores no se podría seguir indefinidamente ya que hemos dicho que todo ser en movimiento es movido por otro. Por ello, se llega a la conclusión de que ha de existir un primer motor que pueda mover sin ser movido. Se trata, por tanto, de lo que entendemos por Dios.

La hipótesis da dos soluciones, la eternidad del movimiento que los católicos rechazan o la Causa Primera que implica un comienzo.

  • Segunda vía: Vía de las causas eficientes”

Parte de la evidencia de la causalidad eficiente de este mundo. Así, todo cuanto existe ha sido producido por otro, es decir, todo está causado. Pero no es posible seguir indefinidamente esta cadena, pues debe existir algo que sea incausado.
A esta primera causa eficiente, que no es efecto de nada, se le llama Dios.

Vuelve a negar sin especificar la hipótesis de la eternidad de las causas.

  • Tercera vía: Vía de los seres contingentes

Esta vía, también llamada, argumento de la limitación en la duración, afirma que hay cosas que existen y dejan de existir en un momento determinado. Estas cosas son llamadas contingentes.
Pero como todas las cosas dejan de existir, debió haber un momento en que nada existía. Por ello, debe existir un ser necesario para que haya estas cosas o seres. Este ser absolutamente necesario existe por sí mismo y es causante de la existencia de los demás seres y es al que llamamos Dios.

  • Cuarta vía: Vía de los grados de perfección”

Esta vía parte del hecho de que hay una jerarquía de valores. De hecho, existen cosas mejores o peores, más buenas y verdaderas que otras.
Para valorar esta cosas, deben ser comparadas con el grado máximo y lo más perfecto. Como hay seres que tienen una perfección limitada, debe existir un ser Perfectísimo y que sea infinito. Este ser es conocido por el nombre de Dios.

  • [Quinta vía: Vía del orden en el mundo”

También llamada argumento de la finalidad interna de los seres naturales. Parte de la finalidad que tienen las cosas en la naturaleza. Podemos observar que hay seres sin conocimiento que trabajan y actúan por un fin, para alcanzar lo mejor. Para que los seres carentes de conocimiento lleguen a su fin deben ser ordenados o dirigidos por alguien inteligente. Por lo tanto, deben existir seres inteligentes.
Pero éstos deben ser dirigidos por alguien y así sucesivamente, y como no se puede llegar al infinito, entonces, necesariamente tiene que existir un Ser inteligente que dirija a los demás, el cual es llamado Dios.

Summa contra gentiles

Retornando a la demostración de la existencia de Dios tenemos un problema con el que ya se había topado Platón. ¿Puede Dios conocer las cosas particulares o solo las universales?Un cristiano puesto que cree en la Providencia debe sostener que Dios cree en los particulares pero hay argumentos de peso contra esa creencia.

Santo Tomas los enumera y pasa a refutarlos.Los siete argumentos son:

  • Siendo la singularidad la materia signada, nada inmaterial puede conocerla.
  • Los singulares no siempre existen, y no pueden ser conocidos cuando no existen; luego no pueden ser conocidos por un ser inmutable.
  • Los singulares son contingentes, no necesarios; luego no puede haber conocimiento cierto cuando existen.
  • Algunos singulares son debidos a voliciones, que solo pueden ser conocidas por la persona que quiere.
  • Los singulares son infinitos en numero y lo infinito como tal es desconocido
  • Los singulares son insignificantes para la atención de Dios
  • En algunos singulares hay mal, pero Dios no puede conocer el mal.

Santo Tomas, refuta todos estos argumentos de la siguiente manera:
Dios conoce los singulares porque es su causa, y de esa manera también conoce las cosas que no existen todavía pero de las que será su causa última. (Al igual que un artífice que está construyendo algo y sabe como será aunque no exista todavía).
Dios conoce las cosas triviales porque nada es trivial, todo tiene una nobleza o de lo contrario solo se conocería a si mismo.
Por otra parte el orden del universo es noble y solo puede tenerse un universo perfecto teniendo completo conocimiento de todas las partes del mismo incluso las más triviales.
Finalmente Dios conoce las partes malas puesto que el conocer algo bueno implica conocer el mal opuesto.

Además apunta lo siguiente:
En Dios hay voluntad aunque sea inmovil, su voluntad es su esencia y su objeto es la esencia divina.
Dios se quiere a sí mismo. Y al hacer eso, quiera al resto de cosas porque Dios es el fin de todas las cosas. Y aunque las quiere, no las quiere necesariamente.
Dios tiene libre albedrío, porque tiene una razón para su volición pero no una causa.

Finalmente, dicta una serie de cosas que Dios no puede hacer:
Dios no puede ser cuerpo, ni cambiarse a sí mismo.
No puede fracasar, cansarse, arrepentirse, olvidar, encolerizarse ni entristecerse.
No puede hacer que un hombre no tenga alma.
No puede hacer que la suma de un triangulo sea distinta de 180 grados
No puede anular el pasado.
No puede cometer pecado.
No puede crear a otro Dios.
No puede dejar de existir.

 (http://es.wikipedia.org/wiki/Tom%C3%A1s_de_Aquino)

Sidebar