Noé

Wikis > Noé

Según el Génesis (primer libro de la Biblia judía), Noé (‘consuelo’ en hebreo, נוח Nóaḥ נח en árabe Nōªḥ, نوح Nūḥ) fue el elegido por Dios Jehová para sobrevivir al diluvio universal.

Lámek es un personaje hebreo. Según Génesis 4.19-22, Lámek tuvo con su mujer Adá a Yabal (un pastor) y a Yubal (un músico; en realidad un dios de la música cananeo) y con su mujer Sil•lá a su hija Naamá. Era un gran cazador y —como todos los demás miembros de la estirpe de Caín (el malvado hijo agricultor de Adán y Eva)— tomó dos mujeres. Aunque envejecido y ciego, seguía cazando, guiado por su hijo Túbal Caín. Siempre que Túbal Caín descubría un animal, dirigía la puntería de Lámek. Un día dijo a Lámek: «Veo una cabeza que asoma por aquel cerro». Lámek tensó su arco y Túbal Caín apuntó con una flecha que atravesó la cabeza. Pero al ir a cobrar la pieza exclamó: «¡Padre, has matado a un hombre con un cuerno en la frente!». Lámek respondió: «¡Ay, debe de ser mi antepasado Caín!» y en su pesar juntó las manos de golpe, matando de ese modo sin querer también a su hijo Túbal Caín.

Lámek lloró los cadáveres durante todo el día, pues la ceguera le impedía encontrar el camino para volver a su casa. Por la tarde, Adá y Sil•lá, sus esposas, le encontraron. Lámek les dijo: «Escuchen mi palabra: yo maté a un hombre por una herida que me hizo y a un muchacho por un cardenal que recibí. Caín será vengado siete veces, pero Lámek será vengado setenta y siete». En ese momento la Tierra se abrió y tragó a todos los parientes más cercanos de Caín (excepto a Henoc): es decir murieron Irad, Mehuyael, Metusael (Matusalén, que según otro mito murió una semana antes de que empezara el diluvio)

Lámek tuvo a Noé con su esposa Sil•lá. El niño nació circunciso, signo de la gracia especial del dios Jehová. Lámek le llamó Noé (‘consuelo’ en hebreo).

El Diluvio Universal

Cuenta el relato que Jehová le habría dicho: “Voy a arrojar sobre la Tierra un diluvio […] contigo haré yo mi alianza, construye un arca y mete en ella a tu familia y a una pareja de animales de cada especie”.

Aunque esta es la versión más conocida en Occidente, existen versiones anteriores de la misma historia de un diluvio que habría acabado con la humanidad. En la mitología mesopotámica, el elegido para construir un barco fue Gilgamesh, antiguo rey sumerio. Se cree que la de Noé es una versión más moderna de este mito.

Incluso en las Escrituras védicas de la India encontramos a un llamado SwayamBhuva Manu, que fue avisado del diluvio por una encarnación de Visnú en forma de un gigantesco pez (Matsya Avatar). Matsya arrastró el barco de Manu y lo salvó de la destrucción. El diluvio hindú fue mucho más devastador, ya que el agua no provenía de las nubes de este planeta, sino que se trataba de una creciente del océano que se encuentra en el fondo del universo.

También se han rescatado documentos aztecas y mayas que relatan la existencia de un diluvio, así como en Colombia, Ecuador y Perú. Alrededor de todo el mundo se han recopilado hasta quinientas leyendas referentes a un diluvio universal.

Sidebar