RV 1909 1 Tesalonicenses

Revision para “RV 1909 1 Tesalonicenses” creado en 23 May de 2016 @ 03:47:29

Título
RV 1909 1 Tesalonicenses
Contenido
<center></center> <div id="contentSub"></div> <table border="0" id="toc"><tr id="toctitle"><td align="center"><b>Tabla de contenidos</b> </td></tr><tr id="tocinside"><td><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div></td></tr></table><a name="1_Tesalonicenses_1"></a><h2>1 Tesalonicenses 1</h2> 1. PABLO, y Silvano, y Timoteo, &aacute; la iglesia de los Tesalonicenses que es en Dios Padre y en el Se&ntilde;or Jesucristo: Gracia y paz &aacute; vosotros de Dios nuestro Padre y del Se&ntilde;or Jesucristo.<p>2. Damos siempre gracias &aacute; Dios por todos vosotros, haciendo memoria de vosotros en nuestras oraciones;3. Sin cesar acord&aacute;ndonos delante del Dios y Padre nuestro de la obra de vuestra fe, y del trabajo de amor, y de la tolerancia de la esperanza del Se&ntilde;or nuestro Jesucristo:4. Sabiendo, hermanos amados de Dios, vuestra elecci&oacute;n:5. Por cuanto nuestro evangelio no fu&eacute; &aacute; vosotros en palabra solamente, mas tambi&eacute;n en potencia, y en Esp&iacute;ritu Santo, y en gran plenitud; como sab&eacute;is cu&aacute;les fuimos entre vosotros por amor de vosotros.6. Y vosotros fuisteis hechos imitadores de nosotros, y del Se&ntilde;or, recibiendo la palabra con mucha tribulaci&oacute;n, con gozo del Esp&iacute;ritu Santo:7. En tal manera que hab&eacute;is sido ejemplo &aacute; todos los que han cre&iacute;do en Macedonia y en Acaya.8. Porque de vosotros ha sido divulgada la palabra del Se&ntilde;or no s&oacute;lo en Macedonia y en Acaya, mas aun en todo lugar vuestra fe en Dios se ha extendido; de modo que no tenemos necesidad de hablar nada.9. Porque ellos cuentan de nosotros cu&aacute;l entrada tuvimos &aacute; vosotros; y c&oacute;mo os convertisteis de los &iacute;dolos &aacute; Dios, para servir al Dios vivo y verdadero.10. Y esperar &aacute; su Hijo de los cielos, al cual resucit&oacute; de los muertos; &aacute; Jes&uacute;s, el cual nos libr&oacute; de la ira que ha de venir.</p><a name="1_Tesalonicenses_2"></a><h2>1 Tesalonicenses 2</h2><p>1. PORQUE, hermanos, vosotros mismos sab&eacute;is que nuestra entrada &aacute; vosotros no fu&eacute; vana:2. Pues aun habiendo padecido antes, y sido afrentados en Filipos, como sab&eacute;is, tuvimos denuedo en Dios nuestro para anunciaros el evangelio de Dios con gran combate.3. Porque nuestra exhortaci&oacute;n no fu&eacute; de error, ni de inmundicia, ni por enga&ntilde;o;4. Sino seg&uacute;n fuimos aprobados de Dios para que se nos encargase el evangelio, as&iacute; hablamos; no como los que agradan &aacute; los hombres, sino &aacute; Dios, el cual prueba nuestros corazones.5. Porque nunca fuimos lisonjeros en la palabra, como sab&eacute;is, ni tocados de avaricia; Dios es testigo;6. Ni buscamos de los hombres gloria, ni de vosotros, ni de otros, aunque pod&iacute;amos seros carga como ap&oacute;stoles de Cristo.7. Antes fuimos blandos entre vosotros como la que cr&iacute;a, que regala &aacute; sus hijos:8. Tan amadores de vosotros, que quisi&eacute;ramos entregaros no s&oacute;lo el evangelio de Dios, mas aun nuestras propias almas; porque nos erais car&iacute;simos.9. Porque ya, hermanos, os acord&aacute;is de nuestro trabajo y fatiga: que trabajando de noche y de d&iacute;a por no ser gravosos &aacute; ninguno de vosotros, os predicamos el evangelio de Dios.10. Vosotros sois testigos, y Dios, de cu&aacute;n santa y justa &eacute; irreprensiblemente nos condujimos con vosotros que cre&iacute;steis:11. As&iacute; como sab&eacute;is de qu&eacute; modo exhort&aacute;bamos y consol&aacute;bamos &aacute; cada uno de vosotros, como el padre &aacute; sus hijos,12. Y os protest&aacute;bamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llam&oacute; &aacute; su reino y gloria.13. Por lo cual, tambi&eacute;n nosotros damos gracias &aacute; Dios sin cesar, de que habiendo recibido la palabra de Dios que o&iacute;steis de nosotros, recibisteis no palabra de hombres, sino seg&uacute;n es en verdad, la palabra de Dios, el cual obra en vosotros los que cre&iacute;steis.14. Porque vosotros, hermanos, hab&eacute;is sido imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jes&uacute;s que est&aacute;n en Judea; pues hab&eacute;is padecido tambi&eacute;n vosotros las mismas cosas de los de vuestra propia naci&oacute;n, como tambi&eacute;n ellos de los Jud&iacute;os;15. Los cuales aun mataron al Se&ntilde;or Jes&uacute;s y &aacute; sus propios profetas, y &aacute; nosotros nos han perseguido; y no agradan &aacute; Dios, y se oponen &aacute; todos los hombres;16. Prohibi&eacute;ndonos hablar &aacute; los Gentiles, &aacute; fin de que se salven, para henchir la medida de sus pecados siempre: pues vino sobre ellos la ira hasta el extremo.17. Mas nosotros, hermanos, privados de vosotros por un poco de tiempo, de vista, no de coraz&oacute;n, tanto m&aacute;s procuramos con mucho deseo ver vuestro rostro.18. Por lo cual quisimos ir &aacute; vosotros, yo Pablo &aacute; la verdad, una vez y otra; mas Satan&aacute;s nos embaraz&oacute;.19. Porque &iquest;cu&aacute;l es nuestra esperanza, &oacute; gozo, &oacute; corona de que me glor&iacute;e? &iquest;No sois vosotros, delante de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo en su venida?20. Que vosotros sois nuestra gloria y gozo.</p><a name="1_Tesalonicenses_3"></a><h2>1 Tesalonicenses 3</h2><p>1. POR lo cual, no pudiendo esperar m&aacute;s, acordamos quedarnos solos en Atenas,2. Y enviamos &aacute; Timoteo, nuestro hermano, y ministro de Dios, y colaborador nuestro en el evangelio de Cristo, &aacute; confirmaros y exhortaros en vuestra fe,3. Para que nadie se conmueva por estas tribulaciones; porque vosotros sab&eacute;is que nosotros somos puestos para esto.4. Que aun estando con vosotros, os predec&iacute;amos que hab&iacute;amos de pasar tribulaciones, como ha acontecido y sab&eacute;is.5. Por lo cual, tambi&eacute;n yo, no esperando m&aacute;s, he enviado &aacute; reconocer vuestra fe, no sea que os haya tentado el tentador, y que nuestro trabajo haya sido en vano.6. Empero volviendo de vosotros &aacute; nosotros Timoteo, y haci&eacute;ndonos saber vuestra fe y caridad, y que siempre ten&eacute;is buena memoria de nosotros, deseando vernos, como tambi&eacute;n nosotros &aacute; vosotros,7. En ello, hermanos, recibimos consolaci&oacute;n de vosotros en toda nuestra necesidad y aflicci&oacute;n por causa de vuestra fe:8. Porque ahora vivimos, si vosotros est&aacute;is firmes en el Se&ntilde;or.9. Por lo cual, &iquest;qu&eacute; hacimiento de gracias podremos dar &aacute; Dios por vosotros, por todo el gozo con que nos gozamos &aacute; causa de vosotros delante de nuestro Dios,10. Orando de noche y de d&iacute;a con grande instancia, que veamos vuestro rostro, y que cumplamos lo que falta &aacute; vuestra fe?11. Mas el mismo Dios y Padre nuestro, y el Se&ntilde;or nuestro Jesucristo, encamine nuestro viaje &aacute; vosotros.12. Y &aacute; vosotros multiplique el Se&ntilde;or, y haga abundar el amor entre vosotros, y para con todos, como es tambi&eacute;n de nosotros para con vosotros;13. Para que sean confirmados vuestros corazones en santidad, irreprensibles delante de Dios y nuestro Padre, para la venida de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo con todos sus santos.</p><a name="1_Tesalonicenses_4"></a><h2>1 Tesalonicenses 4</h2><p>1. RESTA pues, hermanos, que os roguemos y exhortemos en el Se&ntilde;or Jes&uacute;s, que de la manera que fuisteis ense&ntilde;ados de nosotros de c&oacute;mo os conviene andar, y agradar &aacute; Dios, as&iacute; vay&aacute;is creciendo.2. Porque ya sab&eacute;is qu&eacute; mandamientos os dimos por el Se&ntilde;or Jes&uacute;s.3. Porque la voluntad de Dios es vuestra santificaci&oacute;n: que os apart&eacute;is de fornicaci&oacute;n;4. Que cada uno de vosotros sepa tener su vaso en santificaci&oacute;n y honor;5. No con afecto de concupiscencia, como los Gentiles que no conocen &aacute; Dios:6. Que ninguno oprima, ni enga&ntilde;e en nada &aacute; su hermano: porque el Se&ntilde;or es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y protestado.7. Porque no nos ha llamado Dios &aacute; inmundicia, sino &aacute; santificaci&oacute;n.8. As&iacute; que, el que menosprecia, no menosprecia &aacute; hombre, sino &aacute; Dios, el cual tambi&eacute;n nos di&oacute; su Esp&iacute;ritu Santo.9. Mas acerca de la caridad fraterna no hab&eacute;is menester que os escriba: porque vosotros mismos hab&eacute;is aprendido de Dios que os am&eacute;is los unos &aacute; los otros;10. Y tambi&eacute;n lo hac&eacute;is as&iacute; con todos los hermanos que est&aacute;n por toda Macedonia. Empero os rogamos, hermanos, que abund&eacute;is m&aacute;s;11. Y que procur&eacute;is tener quietud, y hacer vuestros negocios, y obr&eacute;is de vuestras manos de la manera que os hemos mandado;12. A fin de que and&eacute;is honestamente para con los extra&ntilde;os, y no necesit&eacute;is de nada.13. Tampoco, hermanos, queremos que ignor&eacute;is acerca de los que duermen, que no os entristezc&aacute;is como los otros que no tienen esperanza.14. Porque si creemos que Jes&uacute;s muri&oacute; y resucit&oacute;, as&iacute; tambi&eacute;n traer&aacute; Dios con &eacute;l &aacute; los que durmieron en Jes&uacute;s.15. Por lo cual, os decimos esto en palabra del Se&ntilde;or: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Se&ntilde;or, no seremos delanteros &aacute; los que durmieron.16. Porque el mismo Se&ntilde;or con aclamaci&oacute;n, con voz de arc&aacute;ngel, y con trompeta de Dios, descender&aacute; del cielo; y los muertos en Cristo resucitar&aacute;n primero:17. Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes &aacute; recibir al Se&ntilde;or en el aire, y as&iacute; estaremos siempre con el Se&ntilde;or.18. Por tanto, consolaos los unos &aacute; los otros en estas palabras.</p><a name="1_Tesalonicenses_5"></a><h2>1 Tesalonicenses 5</h2><p>1. EMPERO acerca de los tiempos y de los momentos, no ten&eacute;is, hermanos, necesidad de que yo os escriba:2. Porque vosotros sab&eacute;is bien, que el d&iacute;a del Se&ntilde;or vendr&aacute; as&iacute; como ladr&oacute;n de noche,3. Que cuando dir&aacute;n, Paz y seguridad, entonces vendr&aacute; sobre ellos destrucci&oacute;n de repente, como los dolores &aacute; la mujer pre&ntilde;ada; y no escapar&aacute;n.4. Mas vosotros, hermanos, no est&aacute;is en tinieblas, para que aquel d&iacute;a os sobrecoja como ladr&oacute;n;5. Porque todos vosotros sois hijos de luz, &eacute; hijos del d&iacute;a; no somos de la noche, ni de las tinieblas.6. Por tanto, no durmamos como los dem&aacute;s; antes velemos y seamos sobrios.7. Porque los que duermen, de noche duermen; y los que est&aacute;n borrachos, de noche est&aacute;n borrachos.8. Mas nosotros, que somos del d&iacute;a, estemos sobrios, vestidos de cota de fe y de caridad, y la esperanza de salud por yelmo.9. Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salud por nuestro Se&ntilde;or Jesucristo;10. El cual muri&oacute; por nosotros, para que &oacute; que velemos, &oacute; que durmamos, vivamos juntamente con &eacute;l.11. Por lo cual, consolaos los unos &aacute; los otros, y edificaos los unos &aacute; los otros, as&iacute; como lo hac&eacute;is.12. Y os rogamos, hermanos, que reconozc&aacute;is &aacute; los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Se&ntilde;or, y os amonestan:13. Y que los teng&aacute;is en mucha estima por amor de su obra. Tened paz los unos con los otros.14. Tambi&eacute;n os rogamos, hermanos, que amonest&eacute;is &aacute; los que andan desordenadamente, que consol&eacute;is &aacute; los de poco &aacute;nimo, que soport&eacute;is &aacute; los flacos, que se&aacute;is sufridos para con todos.15. Mirad que ninguno d&eacute; &aacute; otro mal por mal; antes seguid lo bueno siempre los unos para con los otros, y para con todos.16. Estad siempre gozosos.17. Orad sin cesar.18. Dad gracias en todo; porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jes&uacute;s.19. No apagu&eacute;is el Esp&iacute;ritu.20. No menospreci&eacute;is las profec&iacute;as.21. Examinadlo todo; retened lo bueno.22. Apartaos de toda especie de mal.23. Y el Dios de paz os santifique en todo; para que vuestro esp&iacute;ritu y alma y cuerpo sea guardado entero sin reprensi&oacute;n para la venida de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo.24. Fiel es el que os ha llamado; el cual tambi&eacute;n lo har&aacute;.25. Hermanos, orad por nosotros.26. Saludad &aacute; todos los hermanos en &oacute;sculo santo.27. Conj&uacute;roos por el Se&ntilde;or, que esta carta sea le&iacute;da &aacute; todos los santos hermanos.28. La gracia de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo sea con vosotros. Am&eacute;n. esp&iacute;stola &aacute; los Tesalonicenses fu&eacute; escrita de Atenas.</p> <div class="visualClear"></div>
Extracto


OldNewDate CreatedAutorAcciones
23 May de 2016 @ 03:47:29 Javier
Sidebar