RV 1909 2 Corintios

Revision para “RV 1909 2 Corintios” creado en 23 May de 2016 @ 03:47:30

Título
RV 1909 2 Corintios
Contenido
<center></center> <div id="contentSub"></div> <table border="0" id="toc"><tr id="toctitle"><td align="center"><b>Tabla de contenidos</b> </td></tr><tr id="tocinside"><td><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div><div class="tocline"><br></div></td></tr></table><a name="2_Corintios_1"></a><h2>2 Corintios 1</h2><p>1. PABLO, ap&oacute;stol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y Timoteo el hermano, &aacute; la iglesia de Dios que est&aacute; en Corinto, juntamente con todos los santos que est&aacute;n por toda la Acaya:2. Gracia y paz &aacute; vosotros de Dios nuestro Padre, y del Se&ntilde;or Jesucristo.3. Bendito sea el Dios y Padre del Se&ntilde;or Jesucristo, el Padre de misericordias, y el Dios de toda consolaci&oacute;n,4. El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos tambi&eacute;n nosotros consolar &aacute; los que est&aacute;n en cualquiera angustia, con la consolaci&oacute;n con que nosotros somos consolados de Dios.5. Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, as&iacute; abunda tambi&eacute;n por el mismo Cristo nuestra consolaci&oacute;n.6. Mas si somos atribulados, es por vuestra consolaci&oacute;n y salud; la cual es obrada en el sufrir las mismas aflicciones que nosotros tambi&eacute;n padecemos: &oacute; si somos consolados, es por vuestra consolaci&oacute;n y salud;7. Y nuestra esperanza de vosotros es firme; estando ciertos que como sois compa&ntilde;eros de las aflicciones, as&iacute; tambi&eacute;n lo sois de la consolaci&oacute;n.8. Porque hermanos, no queremos que ignor&eacute;is de nuestra tribulaci&oacute;n que nos fu&eacute; hecha en Asia; que sobremanera fuimos cargados sobre nuestras fuerzas de tal manera que estuvi&eacute;semos en duda de la vida.9. Mas nosotros tuvimos en nosotros mismos respuesta de muerte, para que no confiemos en nosotros mismos, sino en Dios que levanta los muertos:10. El cual nos libr&oacute; y libra de tanta muerte; en el cual esperamos que aun nos librar&aacute;;11. Ayud&aacute;ndonos tambi&eacute;n vosotros con oraci&oacute;n por nosotros, para que por la merced hecha &aacute; nos por respeto de muchos, por muchos sean hechas gracias por nosotros.12. Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con simplicidad y sinceridad de Dios, no con sabidur&iacute;a carnal, mas con la gracia de Dios, hemos conversado en el mundo, y muy m&aacute;s con vosotros.13. Porque no os escribimos otras cosas de las que le&eacute;is, &oacute; tambi&eacute;n conoc&eacute;is: y espero que aun hasta el fin las conocer&eacute;is:14. Como tambi&eacute;n en parte hab&eacute;is conocido que somos vuestra gloria, as&iacute; como tambi&eacute;n vosotros la nuestra, para el d&iacute;a del Se&ntilde;or Jes&uacute;s.15. Y con esta confianza quise primero ir &aacute; vosotros, para que tuvieseis una segunda gracia;16. Y por vosotros pasar &aacute; Macedonia, y de Macedonia venir otra vez &aacute; vosotros, y ser vuelto de vosotros &aacute; Judea.17. As&iacute; que, pretendiendo esto, &iquest;us&eacute; quiz&aacute; de liviandad? &oacute; lo que pienso hacer, &iquest;pi&eacute;nsolo seg&uacute;n la carne, para que haya en m&iacute; S&iacute; y No?18. Antes, Dios fiel sabe que nuestra palabra para con vosotros no es S&iacute; y No.19. Porque el Hijo de Dios, Jesucristo, que por nosotros ha sido entre vosotros predicado, por m&iacute; y Silvano y Timoteo, no ha sido S&iacute; y No; mas ha sido S&iacute; en &eacute;l.20. Porque todas las promesas de Dios son en &eacute;l S&iacute;, y en &eacute;l Am&eacute;n, por nosotros &aacute; gloria de Dios.21. Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungi&oacute;, es Dios;22. El cual tambi&eacute;n nos ha sellado, y dado la prenda del Esp&iacute;ritu en nuestros corazones.23. Mas yo llamo &aacute; Dios por testigo sobre mi alma, que por ser indulgente con vosotros no he pasado todav&iacute;a &aacute; Corinto.24. No que nos ense&ntilde;oreemos de vuestra fe, mas somos ayudadores de vuestro gozo: porque por la fe est&aacute;is firmes.</p><a name="2_Corintios_2"></a><h2>2 Corintios 2</h2><p>1. ESTO pues determin&eacute; para conmigo, no venir otra vez &aacute; vosotros con tristeza.2. Porque si yo os contristo, &iquest;qui&eacute;n ser&aacute; luego el que me alegrar&aacute;, sino aquel &aacute; quien yo contristare?3. Y esto mismo os escrib&iacute;, porque cuando llegare no tenga tristeza sobre tristeza de los que me debiera gozar; confiando en vosotros todos que mi gozo es el de todos vosotros.4. Porque por la mucha tribulaci&oacute;n y angustia del coraz&oacute;n os escrib&iacute; con muchas l&aacute;grimas; no para que fueseis contristados, mas para que supieseis cu&aacute;nto m&aacute;s amor tengo para con vosotros.5. Que si alguno me contrist&oacute;, no me contrist&oacute; &aacute; m&iacute;, sino en parte, por no cargaros, &aacute; todos vosotros.6. B&aacute;stale al tal esta reprensi&oacute;n hecha de muchos;7. As&iacute; que, al contrario, vosotros m&aacute;s bien lo perdon&eacute;is y consol&eacute;is, porque no sea el tal consumido de demasiada tristeza.8. Por lo cual os ruego que confirm&eacute;is el amor para con &eacute;l.9. Porque tambi&eacute;n por este fin os escrib&iacute;, para tener experiencia de vosotros si sois obedientes en todo.10. Y al que vosotros perdonareis, yo tambi&eacute;n: porque tambi&eacute;n yo lo que he perdonado, si algo he perdonado, por vosotros lo he hecho en persona de Cristo;11. Porque no seamos enga&ntilde;ados de Satan&aacute;s: pues no ignoramos sus maquinaciones.12. Cuando vine &aacute; Troas para el evangelio de Cristo, aunque me fu&eacute; abierta puerta en el Se&ntilde;or,13. No tuve reposo en mi esp&iacute;ritu, por no haber hallado &aacute; Tito mi hermano: as&iacute;, despidi&eacute;ndome de ellos, part&iacute; para Macedonia.14. Mas &aacute; Dios gracias, el cual hace que siempre triunfemos en Cristo Jes&uacute;s, y manifiesta el olor de su conocimiento por nosotros en todo lugar.15. Porque para Dios somos buen olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden:16. A &eacute;stos ciertamente olor de muerte para muerte; y &aacute; aqu&eacute;llos olor de vida para vida. Y para estas cosas &iquest;qui&eacute;n es suficiente?17. Porque no somos como muchos, mercaderes falsos de la palabra de Dios: antes con sinceridad, como de Dios, delante de Dios, hablamos en Cristo.</p><a name="2_Corintios_3"></a><h2>2 Corintios 3</h2><p>1. &iquest;COMENZAMOS otra vez &aacute; alabarnos &aacute; nosotros mismos? &iquest;&oacute; tenemos necesidad, como algunos, de letras de recomendaci&oacute;n para vosotros, &oacute; de recomendaci&oacute;n de vosotros?2. Nuestras letras sois vosotros, escritas en nuestros corazones, sabidas y le&iacute;das de todos los hombres;3. Siendo manifiesto que sois letra de Cristo administrada de nosotros, escrita no con tinta, mas con el Esp&iacute;ritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del coraz&oacute;n.4. Y tal confianza tenemos por Cristo para con Dios:5. No que seamos suficientes de nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra suficiencia es de Dios;6. El cual asimismo nos hizo ministros suficientes de un nuevo pacto: no de la letra, mas del esp&iacute;ritu; porque la letra mata, mas el esp&iacute;ritu vivifica.7. Y si el ministerio de muerte en la letra grabado en piedras, fu&eacute; con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudiesen poner los ojos en la faz de Mois&eacute;s &aacute; causa de la gloria de su rostro, la cual hab&iacute;a de perecer,8. &iquest;C&oacute;mo no ser&aacute; m&aacute;s bien con gloria el ministerio del esp&iacute;ritu?9. Porque si el ministerio de condenaci&oacute;n fu&eacute; con gloria, mucho m&aacute;s abundar&aacute; en gloria el ministerio de justicia.10. Porque aun lo que fu&eacute; glorioso, no es glorioso en esta parte, en comparaci&oacute;n de la excelente gloria.11. Porque si lo que perece tuvo gloria, mucho m&aacute;s ser&aacute; en gloria lo que permanece.12. As&iacute; que, teniendo tal esperanza, hablamos con mucha confianza;13. Y no como Mois&eacute;s, que pon&iacute;a un velo sobre su faz, para que los hijos de Israel no pusiesen los ojos en el fin de lo que hab&iacute;a de ser abolido.14. Empero los sentidos de ellos se embotaron; porque hasta el d&iacute;a de hoy les queda el mismo velo no descubierto en la lecci&oacute;n del antiguo testamento, el cual por Cristo es quitado.15. Y aun hasta el d&iacute;a de hoy, cuando Mois&eacute;s es le&iacute;do, el velo est&aacute; puesto sobre el coraz&oacute;n de ellos.16. Mas cuando se convirtieren al Se&ntilde;or, el velo se quitar&aacute;.17. Porque el Se&ntilde;or es el Esp&iacute;ritu; y donde hay el Esp&iacute;ritu del Se&ntilde;or, all&iacute; hay libertad.18. Por tanto, nosotros todos, mirando &aacute; cara descubierta como en un espejo la gloria del Se&ntilde;or, somos transformados de gloria en gloria en la misma semejanza, como por el Esp&iacute;ritu del Se&ntilde;or.</p><a name="2_Corintios_4"></a><h2>2 Corintios 4</h2><p>1. POR lo cual teniendo nosotros esta administraci&oacute;n seg&uacute;n la misericordia que hemos alcanzado, no desmayamos;2. Antes quitamos los escondrijos de verg&uuml;enza, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por manifestaci&oacute;n de la verdad encomend&aacute;ndonos &aacute; nosotros mismos &aacute; toda conciencia humana delante de Dios.3. Que si nuestro evangelio est&aacute; a&uacute;n encubierto, entre los que se pierden est&aacute; encubierto:4. En los cuales el dios de este siglo ceg&oacute; los entendimientos de los incr&eacute;dulos, para que no les resplandezca la lumbre del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.5. Porque no nos predicamos &aacute; nosotros mismos, sino &aacute; Jesucristo, el Se&ntilde;or; y nosotros vuestros siervos por Jes&uacute;s.6. Porque Dios, que mand&oacute; que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeci&oacute; en nuestros corazones, para iluminaci&oacute;n del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.7. Tenemos empero este tesoro en vasos de barro, para que la alteza del poder sea de Dios, y no de nosotros:8. Estando atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperamos;9. Perseguidos, mas no desamparados; abatidos, mas no perecemos;10. Llevando siempre por todas partes la muerte de Jes&uacute;s en el cuerpo, para que tambi&eacute;n la vida de Jes&uacute;s sea manifestada en nuestros cuerpos.11. Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados &aacute; muerte por Jes&uacute;s, para que tambi&eacute;n la vida de Jes&uacute;s sea manifestada en nuestra carne mortal.12. De manera que la muerte obra en nosotros, y en vosotros la vida.13. Empero teniendo el mismo esp&iacute;ritu de fe, conforme &aacute; lo que est&aacute; escrito: Cre&iacute;, por lo cual tambi&eacute;n habl&eacute;: nosotros tambi&eacute;n creemos, por lo cual tambi&eacute;n hablamos;14. Estando ciertos que el que levant&oacute; al Se&ntilde;or Jes&uacute;s, &aacute; nosotros tambi&eacute;n nos levantar&aacute; por Jes&uacute;s, y nos pondr&aacute; con vosotros.15. Porque todas estas cosas padecemos por vosotros, para que abundando la gracia por muchos, en el hacimiento de gracias sobreabunde &aacute; gloria de Dios.16. Por tanto, no desmayamos: antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior empero se renueva de d&iacute;a en d&iacute;a.17. Porque lo que al presente es moment&aacute;neo y leve de nuestra tribulaci&oacute;n, nos obra un sobremanera alto y eterno peso de gloria;18. No mirando nosotros &aacute; las cosas que se ven, sino &aacute; las que no se ven: porque las cosas que se ven son temporales, mas las que no se ven son eternas.</p><a name="2_Corintios_5"></a><h2>2 Corintios 5</h2><p>1. PORQUE sabemos, que si la casa terrestre de nuestra habitaci&oacute;n se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna en los cielos.2. Y por esto tambi&eacute;n gemimos, deseando ser sobrevestidos de aquella nuestra habitaci&oacute;n celestial;3. Puesto que en verdad habremos sido hallados vestidos, y no desnudos.4. Porque asimismo los que estamos en este tabern&aacute;culo, gemimos agravados; porque no quisi&eacute;ramos ser desnudados; sino sobrevestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida.5. Mas el que nos hizo para esto mismo, es Dios; el cual nos ha dado la prenda del Esp&iacute;ritu.6. As&iacute; que vivimos confiados siempre, y sabiendo, que entre tanto que estamos en el cuerpo, peregrinamos ausentes del Se&ntilde;or;7. (Porque por fe andamos, no por vista;)8. Mas confiamos, y m&aacute;s quisi&eacute;ramos partir del cuerpo, y estar presentes al Se&ntilde;or.9. Por tanto procuramos tambi&eacute;n, &oacute; ausentes, &oacute; presentes, serle agradables:10. Porque es menester que todos nosotros parezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba seg&uacute;n lo que hubiere hecho por medio del cuerpo, ora sea bueno &oacute; malo.11. Estando pues pose&iacute;dos del temor del Se&ntilde;or, persuadimos &aacute; los hombres, mas &aacute; Dios somos manifiestos; y espero que tambi&eacute;n en vuestras conciencias somos manifiestos.12. No nos encomendamos pues otra vez &aacute; vosotros, sino os damos ocasi&oacute;n de gloriaros por nosotros, para que teng&aacute;is qu&eacute; responder contra los que se glor&iacute;an en las apariencias, y no en el coraz&oacute;n.13. Porque si loqueamos, es para Dios; y si estamos en seso, es para vosotros.14. Porque el amor de Cristo nos constri&ntilde;e, pensando esto: Que si uno muri&oacute; por todos, luego todos son muertos;15. Y por todos muri&oacute;, para que los que viven, ya no vivan para s&iacute;, mas para aquel que muri&oacute; y resucit&oacute; por ellos.16. De manera que nosotros de aqu&iacute; adelante &aacute; nadie conocemos seg&uacute;n la carne: y aun si &aacute; Cristo conocimos seg&uacute;n la carne, empero ahora ya no le conocemos.17. De modo que si alguno est&aacute; en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aqu&iacute; todas son hechas nuevas.18. Y todo esto es de Dios, el cual nos reconcili&oacute; &aacute; s&iacute; por Cristo; y nos di&oacute; el ministerio de la reconciliaci&oacute;n.19. Porque ciertamente Dios estaba en Cristo reconciliando el mundo &aacute; s&iacute;, no imput&aacute;ndole sus pecados, y puso en nosotros la palabra de la reconciliaci&oacute;n.20. As&iacute; que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio nuestro; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.21. Al que no conoci&oacute; pecado, hizo pecado por nosotros, para que nosotros fu&eacute;semos hechos justicia de Dios en &eacute;l.</p><a name="2_Corintios_6"></a><h2>2 Corintios 6</h2><p>1. Y ASI nosotros, como ayudadores juntamente con &eacute;l, os exhortamos tambi&eacute;n &aacute; que no recib&aacute;is en vano la gracia de Dios,2. En tiempo aceptable te he o&iacute;do, Y en d&iacute;a de salud te he socorrido: he aqu&iacute; ahora el tiempo aceptable; he aqu&iacute; ahora el d&iacute;a de salud:)3. No dando &aacute; nadie ning&uacute;n esc&aacute;ndalo, porque el ministerio nuestro no sea vituperado:4. Antes habi&eacute;ndonos en todas cosas como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias;5. En azotes, en c&aacute;rceles, en alborotos, en trabajos, en vigilias, en ayunos;6. En castidad, en ciencia, en longanimidad, en bondad, en Esp&iacute;ritu Santo, en amor no fingido;7. En palabra de verdad, en potencia de Dios, en armas de justicia &aacute; diestro y &aacute; siniestro;8. Por honra y por deshonra, por infamia y por buena fama; como enga&ntilde;adores, mas hombres de verdad;9. Como ignorados, mas conocidos; como muriendo, mas he aqu&iacute; vivimos; como castigados, mas no muertos;10. Como doloridos, mas siempre gozosos; como pobres, mas enriqueciendo &aacute; muchos; como no teniendo nada, mas posey&eacute;ndolo todo.11. Nuestra boca est&aacute; abierta &aacute; vosotros, oh Corintios: nuestro coraz&oacute;n es ensanchado.12. No est&aacute;is estrechos en nosotros, mas est&aacute;is estrechos en vuestras propias entra&ntilde;as.13. Pues, para corresponder al propio modo (como &aacute; hijos hablo), ensanchaos tambi&eacute;n vosotros.14. No os junt&eacute;is en yugo con los infieles: porque &iquest;qu&eacute; compa&ntilde;&iacute;a tienes la justicia con la injusticia? &iquest;y qu&eacute; comuni&oacute;n la luz con las tinieblas?15. &iquest;Y qu&eacute; concordia Cristo con Belial? &iquest;&oacute; qu&eacute; parte el fiel con el infiel?16. &iquest;Y qu&eacute; concierto el templo de Dios con los &iacute;dolos? porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitar&eacute; y andar&eacute; en ellos; y ser&eacute; el Dios de ellos, y ellos ser&aacute;n mi pueblo.17. Por lo cual Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Se&ntilde;or, Y no toqu&eacute;is lo inmundo; Y yo os recibir&eacute;,18. Y ser&eacute; &aacute; vosotros Padre, Y vosotros me ser&eacute;is &aacute; m&iacute; hijos &eacute; hijas, dice el Se&ntilde;or Todopoderoso.</p><a name="2_Corintios_7"></a><h2>2 Corintios 7</h2><p>1. ASI que, amados, pues tenemos tales promesas, limpi&eacute;monos de toda inmundicia de carne y de esp&iacute;ritu, perfeccionando la santificaci&oacute;n en temor de Dios.2. Admitidnos: &aacute; nadie hemos injuriado, &aacute; nadie hemos corrompido, &aacute; nadie hemos enga&ntilde;ado.3. No para condenar os lo digo; que ya he dicho antes que est&aacute;is en nuestros corazones, para morir y para vivir juntamente.4. Mucha confianza tengo de vosotros, tengo de vosotros mucha gloria; lleno estoy de consolaci&oacute;n, sobreabundo de gozo en todas nuestras tribulaciones.5. Porque aun cuando vinimos &aacute; Macedonia, ning&uacute;n reposo tuvo nuestra carne; antes, en todo fuimos atribulados: de fuera, cuestiones; de dentro, temores.6. Mas Dios, que consuela &aacute; los humildes, nos consol&oacute; con la venida de Tito:7. Y no s&oacute;lo con su venida, sino tambi&eacute;n con la consolaci&oacute;n con que &eacute;l fu&eacute; consolado acerca de vosotros, haci&eacute;ndonos saber vuestro deseo grande, vuestro lloro, vuestro celo por m&iacute;, para que as&iacute; me gozase m&aacute;s.8. Porque aunque os contrist&eacute; por la carta, no me arrepiento, bien que me arrepent&iacute;; porque veo que aquella carta, aunque por alg&uacute;n tiempo os contrist&oacute;,9. Ahora me gozo, no porque hay&aacute;is sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque hab&eacute;is sido contristados seg&uacute;n Dios, para que ninguna p&eacute;rdida padecieseis por nuestra parte.10. Porque el dolor que es seg&uacute;n Dios, obra arrepentimiento saludable, de que no hay que arrepentirse; mas el dolor del siglo obra muerte.11. Porque he aqu&iacute;, esto mismo que seg&uacute;n Dios fuisteis contristados, cu&aacute;nta solicitud ha obrado en vosotros, y aun defensa, y aun enojo, y aun temor, y aun gran deseo, y aun celo, y aun vindicaci&oacute;n. En todo os hab&eacute;is mostrado limpios en el negocio.12. As&iacute; que, aunque os escrib&iacute;, no fu&eacute; por causa del que hizo la injuria, ni por causa del que la padeci&oacute;, mas para que os fuese manifiesta nuestra solicitud que tenemos por vosotros delante de Dios.13. Por tanto, tomamos consolaci&oacute;n de vuestra consolaci&oacute;n: empero mucho m&aacute;s nos gozamos por el gozo de Tito, que haya sido recreado su esp&iacute;ritu de todos vosotros.14. Pues si algo me he gloriado para con &eacute;l de vosotros, no he sido avergonzado; antes, como todo lo que hab&iacute;amos dicho de vosotros era con verdad, as&iacute; tambi&eacute;n nuestra gloria delante de Tito fu&eacute; hallada verdadera.15. Y sus entra&ntilde;as son m&aacute;s abundantes para con vosotros, cuando se acuerda de la obediencia de todos vosotros, de c&oacute;mo lo recibisteis con temor y temblor.16. Me gozo de que en todo estoy confiado de vosotros.</p><a name="2_Corintios_8"></a><h2>2 Corintios 8</h2><p>1. ASIMISMO, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que ha sido dada &aacute; las iglesias de Macedonia:2. Que en grande prueba de tribulaci&oacute;n, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su bondad.3. Pues de su grado han dado conforme &aacute; sus fuerzas, yo testifico, y aun sobre sus fuerzas;4. Pidi&eacute;ndonos con muchos ruegos, que acept&aacute;semos la gracia y la comunicaci&oacute;n del servicio para los santos.5. Y no como lo esper&aacute;bamos, mas aun &aacute; s&iacute; mismos se dieron primeramente al Se&ntilde;or, y &aacute; nosotros por la voluntad de Dios.6. De manera que exhortamos &aacute; Tito, que como comenz&oacute; antes, as&iacute; tambi&eacute;n acabe esta gracia entre vosotros tambi&eacute;n.7. Por tanto, como en todo abund&aacute;is, en fe, y en palabra, y en ciencia, y en toda solicitud, y en vuestro amor para con nosotros, que tambi&eacute;n abund&eacute;is en esta gracia.8. No hablo como quien manda, sino para poner &aacute; prueba, por la eficacia de otros, la sinceridad tambi&eacute;n de la caridad vuestra.9. Porque ya sab&eacute;is la gracia de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo, que por amor de vosotros se hizo pobre, siendo rico; para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.10. Y en esto doy mi consejo; porque esto os conviene &aacute; vosotros, que comenzasteis antes, no s&oacute;lo &aacute; hacerlo, mas aun &aacute; quererlo desde el a&ntilde;o pasado.11. Ahora pues, llevad tambi&eacute;n &aacute; cabo el hecho, para que como estuvisteis prontos &aacute; querer, as&iacute; tambi&eacute;n lo est&eacute;is en cumplir conforme &aacute; lo que ten&eacute;is.12. Porque si primero hay la voluntad pronta, ser&aacute; acepta por lo que tiene, no por lo que no tiene.13. Porque no digo esto para que haya para otros desahogo, y para vosotros apretura;14. Sino para que en este tiempo, con igualdad, vuestra abundancia supla la falta de ellos, para que tambi&eacute;n la abundancia de ellos supla vuestra falta, porque haya igualdad;15. Como est&aacute; escrito: El que recogi&oacute; mucho, no tuvo m&aacute;s; y el que poco, no tuvo menos.16. Empero gracias &aacute; Dios que di&oacute; la misma solicitud por vosotros en el coraz&oacute;n de Tito.17. Pues &aacute; la verdad recibi&oacute; la exhortaci&oacute;n; mas estando tambi&eacute;n muy sol&iacute;cito, de su voluntad parti&oacute; para vosotros.18. Y enviamos juntamente con &eacute;l al hermano cuya alabanza en el evangelio es por todas las iglesias;19. Y no s&oacute;lo esto, mas tambi&eacute;n fu&eacute; ordenado por las iglesias el compa&ntilde;ero de nuestra peregrinaci&oacute;n para llevar esta gracia, que es administrada de nosotros para gloria del mismo Se&ntilde;or, y para demostrar vuestro pronto &aacute;nimo:20. Evitando que nadie nos vitupere en esta abundancia que ministramos;21. Procurando las cosas honestas, no s&oacute;lo delante del Se&ntilde;or, mas aun delante de los hombres.22. Enviamos tambi&eacute;n con ellos &aacute; nuestro hermano, al cual muchas veces hemos experimentado diligente, mas ahora mucho m&aacute;s con la mucha confianza que tiene en vosotros.23. Ora en orden &aacute; Tito, es mi compa&ntilde;ero y coadjutor para con vosotros; &oacute; acerca de nuestros hermanos, los mensajeros son de las iglesias, y la gloria de Cristo.24. Mostrad pues, para con ellos &aacute; la faz de las iglesias la prueba de vuestro amor, y de nuestra gloria acerca de vosotros.</p><a name="2_Corintios_9"></a><h2>2 Corintios 9</h2><p>1. PORQUE cuanto &aacute; la suministraci&oacute;n para los santos, por dem&aacute;s me es escribiros;2. Pues conozco vuestro pronto &aacute;nimo, del cual me glor&iacute;o yo entre los de Macedonia, que Acaya est&aacute; apercibida desde el a&ntilde;o pasado; y vuestro ejemplo ha estimulado &aacute; muchos.3. Mas he enviado los hermanos, porque nuestra gloria de vosotros no sea vana en esta parte; para que, como lo he dicho, est&eacute;is apercibidos;4. No sea que, si vinieren conmigo Macedonios, y os hallaren desapercibidos, nos avergoncemos nosotros, por no decir vosotros, de este firme gloriarnos.5. Por tanto, tuve por cosa necesaria exhortar &aacute; los hermanos que fuesen primero &aacute; vosotros, y apresten primero vuestra bendici&oacute;n antes prometida para que est&eacute; aparejada como de bendici&oacute;n, y no como de mezquindad.6. Esto empero digo: El que siembra escasamente, tambi&eacute;n segar&aacute; escasamente; y el que siembra en bendiciones, en bendiciones tambi&eacute;n segar&aacute;.7. Cada uno d&eacute; como propuso en su coraz&oacute;n: no con tristeza, &oacute; por necesidad; porque Dios ama el dador alegre.8. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; &aacute; fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abund&eacute;is para toda buena obra:9. Como est&aacute; escrito: Derram&oacute;, di&oacute; &aacute; los pobres; Su justicia permanece para siempre.10. Y el que da simiente al que siembra, tambi&eacute;n dar&aacute; pan para comer, y multiplicar&aacute; vuestra sementera, y aumentar&aacute; los crecimientos de los frutos de vuestra justicia;11. Para que est&eacute;is enriquecidos en todo para toda bondad, la cual obra por nosotros hacimiento de gracias &aacute; Dios.12. Porque la suministraci&oacute;n de este servicio, no solamente suple lo que &aacute; los santos falta, sino tambi&eacute;n abunda en muchos hacimientos de gracias &aacute; Dios:13. Que por la experiencia de esta suministraci&oacute;n glorifican &aacute; Dios por la obediencia que profes&aacute;is al evangelio de Cristo, y por la bondad de contribuir para ellos y para todos;14. Asimismo por la oraci&oacute;n de ellos &aacute; favor vuestro, los cuales os quieren &aacute; causa de la eminente gracia de Dios en vosotros.15. Gracias &aacute; Dios por su don inefable.</p><a name="2_Corintios_10"></a><h2>2 Corintios 10</h2><p>1. EMPERO yo Pablo, os ruego por la mansedumbre y modestia de Cristo, yo que presente ciertamente soy bajo entre vosotros, mas ausente soy confiado entre vosotros:2. Ruego pues, que cuando estuviere presente, no tenga que ser atrevido con la confianza con que estoy en &aacute;nimo de ser resuelto para con algunos, que nos tienen como si anduvi&eacute;semos seg&uacute;n la carne.3. Pues aunque andamos en la carne, no militamos seg&uacute;n la carne.4. (Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucci&oacute;n de fortalezas;)5. Destruyendo consejos, y toda altura que se levanta contra la ciencia de Dios, y cautivando todo intento &aacute; la obediencia, de Cristo;6. Y estando prestos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia fuere cumplida.7. Mir&aacute;is las cosas seg&uacute;n la apariencia. Si alguno est&aacute; confiado en s&iacute; mismo que es de Cristo, esto tambi&eacute;n piense por s&iacute; mismo, que como &eacute;l es de Cristo, as&iacute; tambi&eacute;n nosotros somos de Cristo.8. Porque aunque me glori&eacute; aun un poco de nuestra potestad (la cual el Se&ntilde;or nos di&oacute; para edificaci&oacute;n y no para vuestra destrucci&oacute;n), no me avergonzar&eacute;;9. Porque no parezca como que os quiero espantar por cartas.10. Porque &aacute; la verdad, dicen, las cartas son graves y fuertes; mas la presencia corporal flaca, y la palabra menospreciable.11. Esto piense el tal, que cuales somos en la palabra por cartas estando ausentes, tales seremos tambi&eacute;n en hechos, estando presentes.12. Porque no osamos entremeternos &oacute; compararnos con algunos que se alaban &aacute; s&iacute; mismos: mas ellos, midi&eacute;ndose &aacute; s&iacute; mismos por s&iacute; mismos, y compar&aacute;ndose consigo mismos no son juiciosos.13. Nosotros empero, no nos gloriaremos fuera de nuestra medida, sino conforme &aacute; la medida de la regla, de la medida que Dios nos reparti&oacute;, para llegar aun hasta vosotros.14. Porque no nos extendemos sobre nuestra medida, como si no lleg&aacute;semos hasta vosotros: porque tambi&eacute;n hasta vosotros hemos llegado en el evangelio de Cristo:15. No glori&aacute;ndonos fuera de nuestra medida en trabajos ajenos; mas teniendo esperanza del crecimiento de vuestra fe, que seremos muy engrandecidos entre vosotros, conforme &aacute; nuestra regla.16. Y que anunciaremos el evangelio en los lugares m&aacute;s all&aacute; de vosotros, sin entrar en la medida de otro para gloriarnos en lo que ya estaba aparejado.17. Mas el que se glor&iacute;a, glor&iacute;ese en el Se&ntilde;or.18. Porque no el que se alaba &aacute; s&iacute; mismo, el tal es aprobado; mas aquel &aacute; quien Dios alaba.</p><a name="2_Corintios_11"></a><h2>2 Corintios 11</h2><p>1. OJALA toleraseis un poco mi locura; empero toleradme.2. Pues que os celo con celo de Dios; porque os he desposado &aacute; un marido, para presentaros como una virgen pura &aacute; Cristo.3. Mas temo que como la serpiente enga&ntilde;o &aacute; Eva con su astucia, sean corrompidos as&iacute; vuestros sentidos en alguna manera, de la simplicidad que es en Cristo.4. Porque si el que viene, predicare otro Jes&uacute;s que el que hemos predicado, &oacute; recibiereis otro esp&iacute;ritu del que hab&eacute;is recibido, &uacute; otro evangelio del que hab&eacute;is aceptado, lo sufrierais bien.5. Cierto pienso que en nada he sido inferior &aacute; aquellos grandes ap&oacute;stoles.6. Porque aunque soy basto en la palabra, empero no en la ciencia: mas en todo somos ya del todo manifiestos &aacute; vosotros.7. &iquest;Pequ&eacute; yo humill&aacute;ndome &aacute; m&iacute; mismo, para que vosotros fueseis ensalzados, porque os he predicado el evangelio de Dios de balde?8. He despojado las otras iglesias, recibiendo salario para ministraros &aacute; vosotros.9. Y estando con vosotros y teniendo necesidad, &aacute; ninguno fu&iacute; carga; porque lo que me faltaba, suplieron los hermanos que vinieron de Macedonia: y en todo me guard&eacute; de seros gravoso, y me guardar&eacute;.10. Es la verdad de Cristo en m&iacute;, que esta gloria no me ser&aacute; cerrada en las partes de Acaya.11. &iquest;Por qu&eacute;? &iquest;porque no os amo? Dios lo sabe.12. Mas lo que hago, har&eacute; a&uacute;n, para cortar la ocasi&oacute;n de aquellos que la desean, &aacute; fin de que en aquello que se glor&iacute;an, sean hallados semejantes &aacute; nosotros.13. Porque &eacute;stos son falsos ap&oacute;stoles, obreros fraudulentos, trasfigur&aacute;ndose en ap&oacute;stoles de Cristo.14. Y no es maravilla, porque el mismo Satan&aacute;s se transfigura en &aacute;ngel de luz.15. As&iacute; que, no es mucho si tambi&eacute;n sus ministros se transfiguran como ministros de justicia; cuyo fin ser&aacute; conforme &aacute; sus obras.16. Otra vez digo: Que nadie me estime ser loco; de otra manera, recibidme como &aacute; loco, para que aun me glor&iacute;e yo un poquito.17. Lo que hablo, no lo hablo seg&uacute;n el Se&ntilde;or, sino como en locura, con esta confianza de gloria.18. Pues que muchos se glor&iacute;an seg&uacute;n la carne, tambi&eacute;n yo me gloriar&eacute;.19. Porque de buena gana toler&aacute;is los necios, siendo vosotros sabios:20. Porque toler&aacute;is si alguno os pone en servidumbre, si alguno os devora, si alguno toma, si alguno se ensalza, si alguno os hiere en la cara.21. D&iacute;golo cuanto &aacute; la afrenta, como si nosotros hubi&eacute;semos sido flacos. Empero en lo que otro tuviere osad&iacute;a (hablo con locura), tambi&eacute;n yo tengo osad&iacute;a.22. &iquest;Son Hebreos? yo tambi&eacute;n. &iquest;Son Israelitas? yo tambi&eacute;n. &iquest;Son simiente de Abraham? tambi&eacute;n yo.23. &iquest;Son ministros de Cristo? (como poco sabio hablo) yo m&aacute;s: en trabajos m&aacute;s abundante; en azotes sin medida; en c&aacute;rceles m&aacute;s; en muertes, muchas veces.24. De los jud&iacute;os cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno.25. Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un d&iacute;a he estado en lo profundo de la mar;26. En caminos muchas veces, peligros de r&iacute;os, peligros de ladrones, peligros de los de mi naci&oacute;n, peligros de los Gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en la mar, peligros entre falsos hermanos;27. En trabajo y fatiga, en muchas vigilias, en hambre y sed, en muchos ayunos, en fr&iacute;o y en desnudez;28. Sin otras cosas adem&aacute;s, lo que sobre m&iacute; se agolpa cada d&iacute;a, la solicitud de todas las iglesias.29. &iquest;Qui&eacute;n enferma, y yo no enfermo? &iquest;Qui&eacute;n se escandaliza, y yo no me quemo?30. Si es menester gloriarse, me gloriar&eacute; yo de lo que es de mi flaqueza.31. El Dios y Padre del Se&ntilde;or nuestro Jesucristo, que es bendito por siglos, sabe que no miento.32. En Damasco, el gobernador de la provincia del rey Aretas guardaba la ciudad de los Damascenos para prenderme;33. Y fu&iacute; descolgado del muro en un ser&oacute;n por una ventana, y escap&eacute; de sus manos.</p><a name="2_Corintios_12"></a><h2>2 Corintios 12</h2><p>1. CIERTO no me es conveniente gloriarme; mas vendr&eacute; &aacute; las visiones y &aacute; las revelaciones del Se&ntilde;or.2. Conozco &aacute; un hombre en Cristo, que hace catorce a&ntilde;os (si en el cuerpo, no lo s&eacute;; si fuera del cuerpo, no lo s&eacute;: Dios lo sabe) fu&eacute; arrebatado hasta el tercer cielo.3. Y conozco tal hombre, (si en el cuerpo, &oacute; fuera del cuerpo, no lo s&eacute;: Dios lo sabe,)4. Que fu&eacute; arrebatado al para&iacute;so, donde oy&oacute; palabras secretas que el hombre no puede decir.5. De este tal me gloriar&eacute;, mas de m&iacute; mismo nada me gloriar&eacute;, sino en mis flaquezas.6. Por lo cual si quisiere gloriarme, no ser&eacute; insensato: porque dir&eacute; verdad: empero lo dejo, porque nadie piense de m&iacute; m&aacute;s de lo que en m&iacute; ve, &uacute; oye de m&iacute;.7. Y porque la grandeza de las revelaciones no me levante descomedidamente, me es dado un aguij&oacute;n en mi carne, un mensajero de Satan&aacute;s que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera.8. Por lo cual tres veces he rogado al Se&ntilde;or, que se quite de m&iacute;.9. Y me ha dicho: B&aacute;state mi gracia; porque mi potencia en la flaqueza se perfecciona. Por tanto, de buena gana me gloriar&eacute; m&aacute;s bien en mis flaquezas, porque habite en m&iacute; la potencia de Cristo.10. Por lo cual me gozo en las flaquezas, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias por Cristo; porque cuando soy flaco, entonces soy poderoso.11. Heme hecho un necio en gloriarme: vosotros me constre&ntilde;isteis; pues yo hab&iacute;a de ser alabado de vosotros: porque en nada he sido menos que los sumos ap&oacute;stoles, aunque soy nada.12. Con todo esto, las se&ntilde;ales de ap&oacute;stol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, en se&ntilde;ales, y en prodigios, y en maravillas.13. Porque &iquest;qu&eacute; hay en que hab&eacute;is sido menos que las otras iglesias, sino en que yo mismo no os he sido carga? Perdonadme esta injuria.14. He aqu&iacute; estoy aparejado para ir &aacute; vosotros la tercera vez, y no os ser&eacute; gravoso; porque no busco vuestras cosas, sino &aacute; vosotros: porque no han de atesorar los hijos para los padres sino los padres para los hijos.15. Empero yo de muy buena gana despender&eacute; y ser&eacute; despendido por vuestras almas, aunque am&aacute;ndoos m&aacute;s, sea amado menos.16. Mas sea as&iacute;, yo no os he agravado: sino que, como soy astuto, os he tomado por enga&ntilde;o.17. &iquest;Acaso os he enga&ntilde;ado por alguno de los que he enviado &aacute; vosotros?18. Rogu&eacute; &aacute; Tito, y envi&eacute; con &eacute;l al hermano. &iquest;Os enga&ntilde;&oacute; quiz&aacute; Tito? &iquest;no hemos procedido con el mismo esp&iacute;ritu y por las mismas pisadas?19. &iquest;Pens&aacute;is a&uacute;n que nos excusamos con vosotros? Delante de Dios en Cristo hablamos: mas todo, muy amados, por vuestra edificaci&oacute;n.20. Porque temo que cuando llegare, no os halle tales como quiero, y yo sea hallado de vosotros cual no quer&eacute;is; que haya entre vosotros contiendas, envidias, iras, disensiones, detracciones, murmuaciones, elaciones, bandos:21. Que cuando volviere, me humille Dios entre vosotros, y haya de llorar por muchos de los que antes habr&aacute;n pecado, y no se han arrepentido de la inmundicia y fornicaci&oacute;n y deshonestidad que han cometido.</p><a name="2_Corintios_13"></a><h2>2 Corintios 13</h2><p>1. ESTA tercera vez voy &aacute; vosotros. En la boca de dos &oacute; de tres testigos consistir&aacute; todo negocio.2. He dicho antes, y ahora digo otra vez como presente, y ahora ausente lo escribo &aacute; los que antes pecaron, y &aacute; todos los dem&aacute;s, que si voy otra vez, no perdonar&eacute;;3. Pues busc&aacute;is una prueba de Cristo que habla en m&iacute;, el cual no es flaco para con vosotros, antes es poderoso en vosotros.4. Porque aunque fu&eacute; crucificado por flaqueza, empero vive por potencia de Dios. Pues tambi&eacute;n nosotros somos flacos con &eacute;l, mas viviremos con &eacute;l por la potencia de Dios para con vosotros.5. Examinaos &aacute; vosotros mismos si est&aacute;is en fe; probaos &aacute; vosotros mismos. &iquest;No os conoc&eacute;is &aacute; vosotros mismos, que Jesucristo est&aacute; en vosotros? si ya no sois reprobados.6. Mas espero que conocer&eacute;is que nosotros no somos reprobados.7. Y oramos &aacute; Dios que ninguna cosa mala hag&aacute;is; no para que nosotros seamos hallados aprobados, mas para que vosotros hag&aacute;is lo que es bueno, aunque nosotros seamos como reprobados.8. Porque ninguna cosas podemos contra la verdad, sino por la verdad.9. Por lo cual nos gozamos que seamos nosotros flacos, y que vosotros est&eacute;is fuertes; y aun deseamos vuestra perfecci&oacute;n.10. Por tanto os escribo esto ausente, por no tratar presente con dureza, conforme &aacute; la potestad que el Se&ntilde;or me ha dado para edificaci&oacute;n, y no para destrucci&oacute;n.11. Resta, hermanos, que teng&aacute;is gozo, se&aacute;is perfectos, teng&aacute;is consolaci&oacute;n, sint&aacute;is una misma cosa, teng&aacute;is paz; y el Dios de paz y de caridad ser&aacute; con vosotros.12. Saludaos los unos &aacute; los otros con &oacute;sculo santo.13. Todos los santos os saludan.14. La gracia del Se&ntilde;or Jesucristo, y el amor de Dios, y la participaci&oacute;n del Esp&iacute;ritu Santo sea con vosotros todos. Am&eacute;n. Ep&iacute;stola &aacute; los Corintios fu&eacute; enviada de Filipos de Macedonia con Tito y Lucas.</p> <div class="visualClear"></div>
Extracto


OldNewDate CreatedAutorAcciones
23 May de 2016 @ 03:47:30 Javier
Sidebar